Carta de Amor III

Y aquí está la última carta de amor, la que envié al concurso literario y lamentablemente no ganó. Supongo que el formato no agradó y tampoco es lo típico, pero bueno... yo disfruté escribiéndola que es lo que importa.



A ti:

Entre nosotros las palabras nunca fueron necesarias.
Llenar los minutos de silencio con sentimientos, era una falsa forma de demostrar nuestro amor. Por lo que, en vez de mirarnos a los ojos y decirnos dulces palabras, llenábamos los silencios con calientes besos.
Besos robados, puesto que tus labios no eran míos.

Nunca hubo necesidad de decir nuestros sentimientos, ya que hacerlo, significaba que había un algo. Y nosotros no tenemos nada. Sólo noches frías, que calentamos con sonoros besos y caricias culpables. A veces el alcohol ayudaba, otras un mal día y quizás, por muy pocas ocasiones, la necesidad de encontrarnos desnudos y observando el deseo en el cuerpo del otro.
Noches robadas que entrego mi cuerpo a alguien que no me pertenece.

Hablar de amor entre nosotros, es tontería. Porque el amor no se habla sino se hace.
Y en cierto modo, eso es lo que hacemos.
Muestras de afecto, empapadas de litros de alcohol para amanecer con la sombra del remordimiento sobre nuestros hombros.

Siempre fue suficiente para mi. No soy exigente y tú lo sabes bien.
No ofrezco más de lo que quiero recibir, pero tú me diste más.
Y ahí comenzó el problema.

Besos, caricias y miradas bastaron para derribar mi silencio.
Besos, caricias y miradas fueron los inicios de nuestra mentira.
Besos, los que tus labios buscaban.
Caricias, que mis manos exigían.
Miradas, que tus ojos buscaban.
Silencio, que no quiero mantener.

Nunca fueron necesarias las palabras.
Pero serán las palabras que pongan fin al silencio.
Los minutos que antes se llenaban con tus labios ,se llenan con palabras.
Dulces palabras que voy a decir.
No esperes más silencios de mentira, porque el silencio trae sentimientos.
Y el amor trae dolor.
Y el dolor trae mentiras.

Mentiras que no se solucionaran con silencio, ni besos.
No quiero más besos robados, ni caricias escondidas.
Quiero todo, porque te di todo.
Todo lo quiero.
Todo de ti.

Yo.

Comentarios

  1. ¡Oh! Me ha gustado mucho la carta. Es un sentimiento algo desconcertante, entre la necesidad de tener al otro cerca y eso de que no sabes muy bien cómo expresarte con palabras todo lo que sientes. Me ha gustado mucho 'Porque el amor no se habla sino se hace.'

    Muy bueno, una lástima que no ganará, pero llegarán más concursos con los que arrasaras *^*

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! ¡Si, estoy segura! Seguiré escribiendo y así mejoraré mucho más.
      ¡Gracias!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares