Literatura Erótica

El mundo de la literatura es algo tan adictivo que cuando notas que se burlan de ella, no puedes directamente girar la cara y esperar a que pase.
Y no sólo pasa con tus libros, sino también con los géneros y todo el mundo que implica cada uno de ellos.
Quizás para una persona que no lea, éstos problemas pueden parecer absurdos pero para alguien que se pasa parte de su tiempo consumiendo libros, verse en la disyuntiva que insulten o confundas cosas... es sinceramente agotador, y lo peor de todo es que te tachen de una cosa sólo por lo que estás leyendo.
Eso se llama exclusión literaria, y actualmente hay mucha a según que tipo de novelas y por eso ¡voy a defenderla!




Llevo bastante tiempo leyendo literatura erótica y me parece algo tan maravilloso, que es absurdo que la gente tenga tanta reservas en abrir alguna historia, o mejor dicho, que le de verguenza admitir que le gusta. Es raro, porque honestamente... ¿qué malo tiene? Jamás he visto a un hombre avergonzado en que le guste el porno. Más bien, creo que para ellos es un signo de virilidad. No verás a ningún hombre sin sus revistas en su apartamento o alguna página porno en su ordenador. Y ellos no lo consideran algo malo, entonces... ¿Por qué nosotras sí?
Creo que una parte enorme de éste rechazo es que tiene mal ingerido el concepto y precisamente por eso encontré esta explicación que es simplemente maravillosa:

"La pornografía es la descripción pura y simple de los placeres carnales; el erotismo es la misma descripción revalorizada, en función de una idea del amor o de la vida social. Todo aquello que es erótico es necesariamente pornográfico por añadidura. Es mucho más importante distinguir entre lo erótico y lo obsceno. En este caso se considera que erotismo es todo aquello que vuelve la carne deseable, la muestra en su esplendor o florecimiento, inspira una impresión de salud, de belleza, de juego placentero; mientras que la obscenidad devalúa la carne, que así se asocia con la suciedad, las imperfecciones, los chistes escatológicos, las palabras sucias."

Aquí vemos que pone al erotismo y a la pornografía cogidas de la mano, aunque claramente marca que mientras la pornografía tan sólo trata de llegar al placer de su forma pura, el erotismo quiere narrar el sexo como algo mágico y bonito. Obviamente todos sabemos que el sexo en si, no es bonito... pero cuando se escribe puede llegar a ser incluso bello.

Estoy un poco cansada de tener que sentirme avergonzada por disfrutar de un buen libro erótico, que me miren mal o que crean que soy una desesperada. Lo sea o no lo sea, es literatura, es fantasía y excita. ¿Qué diferencia hay entre excitarse con un libro o una película? Y créanme, un libro puede llegar mucho antes la fibra sensible que una película, porque sobre papel tú puedes ver como quieres que sea, mientras en la pantalla te obligan a verlo de una sola manera.
Actualmente el sexo en la pantalla se ha hecho algo viral, en ninguna película encontrarás partes sin connotaciones sexuales o escenas puramente pornográficas, en cambio en la literatura es complicado encontrar un buen libro con contenido sexual y aquellos que son buenos, son tachados como inmorales o pervertidos... y mi pregunta es ¿Por qué? ¿Qué malo hay?
Vamos, soy menos cochina por ver una película donde dos actores que no se conocen de nada se meten la lengua hasta la garganta, que si leo una novela con dos personajes ficticios. Genial. Tiene mucha lógica. De verdad.

El poder de la lectura es algo precioso y poder leer una novela tan llena de pasión, que te haga temblar en la intimidad de tu casa, que te haga soñar e imaginarte algo que sabes que no te va a pasar es... simplemente genial. ¿Qué malo hay?
¿Por qué hay un tabú selectivo en el sexo? Si tú lo sabes por favor, explícamelo porque yo sinceramente no lo entiendo.

Comentarios

  1. ¡Hola! Pues, es un tema jodido, aunque creo que también pasa en que muchos no saben que del erotismo a la pornografía hay sólo un paso. He leído libros eróticos que eran porno. No había que darle más vueltas al asunto por mucho que la autora/autor, editorial o quién lo reseñara quisiera decir lo contrario: era porno. Y me da la sensación de que hoy en día, hay mucha más pornografía escrita que erotismo.

    Bien has hecho la diferencia, pero no sé, siento que hay muchos que piensan que por el sólo hecho de que está escrito, ya toma un valor diferente a la pornografía visual, cuando es un error garrafal. Toma diferencia cuando nos esmeramos en hacer la diferencia. Si sólo describimos el tamaño del miembro, que se le veían las venas, que tenía el clítoris hinchado y veía los labios de la vagina rojos, es simplemente, pornografía. Me pasó no hace mucho que crítiqué a una amiga que me decía que la historia que ella escribía no tenía nada de pornográfico, que era erótico. Y no, se la pasaba hablando del pene nada más y de cómo se ensanchaba la vagina al penetrarla. Y ahí, se resumía el falso erotismo del libro.

    Yo creo que no sólo hay que tener experiencia y buscar cuerpos bonitos para hacer estas cosas, hay que tener un tacto y una capacidad de hacer analogías, de concentrarse con el sentir del personaje, de ir más allá de lo que las palabras dicen y querer intentar transmitir ese sentimiento en que dos cuerpos se unen y se hace placentero. Seguramente, habrá a quién le guste que sólo describan los genitales y vayan al coito y ya. Pero eso, no es erotismo, es simplemente, pornogafía escrita. Y allá al que le pese.

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, te doy toda la razón. Hay que tener tacto para poder escribir una buena escena erótica, porque solo una descripción no va a llegar a nada.
      Hay gente que está cerrada a según que cosas y se encasquilla en una casilla, pero bueno... mientras que uno sea feliz y no haga daño..
      Saludos
      :D

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo