K: Espera

Vuelvo con mi reto.
El nivel dos trata de escribir dos sensaciones un poco contradictorias. He de hacer un relato en el que escuche y sienta la madera en el fuego y al mismo tiempo que el sol pegue con mi piel. Sensaciones que todo el mundo ha vivido pero que se suelen asociar a diferentes épocas del año, así que... veamos que me sale.





Espera
Estaban esperando a que el padre llegara. La hermana mayor estaba dentro de la casa, cocinando la sopa a fuego lento, mientras la mediana utilizaba un palo para avivar el fuego de la chimenea. Ninguna escuchaba nada más que las risas de la pequeña, jugando con el perro que ladraba una y otra vez. Las dos sonrieron y salieron un momento para dejar que los últimos rayos de sol le pegaran sobre sus pieles morenas y tostadas por el trabajo en el campo. La mayor llamó a la pequeña, ella sonrió dejo al perro en su corral y volvió hasta donde estaban ellas.

Las tres entraron a la casa cuando tenían la piel caliente y cuando el sol se ocultó por el horizonte. En silencio se sentaron alrededor de la chimenea y escucharon con cuidado como la llama quemaba y consumía el trozo de madera. Sabían que cuando no quedara más leña su padre llegaría. Pronto la casa se cubrió de aroma a sopa, madera y cerveza fresca, El sonido del caballo alertó a las hijas que su padre había llegado. Las tres saltaron del sofá y corrieron a recibir a su anciano y amable padre.
Ya podrían cenar y dormir juntos. Su protector estaba en casa.

Comentarios

  1. Oh, qué tierno <3 Me encanta como te quedó el relato y esa sensación de paz que da al estar todos juntos en la casa.

    Me tengo que poner con este reto.

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Tú tranquila, ve poco a poco. :D
      Cuidate

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares