Ejercicio # 2: Derrumbe

Sigo con el nuevo reto éste que es un poco más específico que los otros que he estado haciendo.

Debo escribir algo sobre alguna noticia que haya visto y que me llamara la atención, y como me da pereza buscar el periódico, haré una relacionada a un evento que ocurrió hace un par de años en Mallorca.




Derrumbe
A pesar de que habían pasado días de aquello, aún se levantaba al medio de la noche gritando, sintiendo que el aire le faltaba en los pulmones y que algo presionaba sus piernas. Por regla general, solía levantarse y salir a la pequeña terraza y dormir allá a fuera, pero sabía que no podía seguir haciendo eso. Tenía que superar lo ocurrido. Esa casa no era como la otra. Era nueva, de edificación fuerte, cimientos estables y garantía de que si hubiera algún temblor ésta no se le caería encima. O al menos eso le habían dicho en la inmobiliaria y sus compañeros. Sabía que debía confiar en esas personas, pero ver alguna brecha en la pared o una simple vibración le hacía correr y gritar. Tenía pánico de estar en cualquier lugar cerrado. Después de aquello estuvo durmiendo en el jardín de la casa de uno de sus familiares, no podía dormir con un techo encima de ella. Simplemente era algo que no podía. La imagen de un trozo de techo caer encima suyo aún era muy vivida, aún sentía como sus huesos se rompían bajo los muebles que caían sobre su cuerpo, como el suelo caía bajo sus pies y sentía el polvo y el yeso entrar en sus pulmones. En algún momento de aquello perdió la consciencia y cuando volvió a abrir los ojos se encontraba en el hospital. Nadie le contaba lo que había ocurrido, pero en las noticias de la tele de otra habitación contaban aquel terrible suceso. Un bloque de pisos había caído por un mal mantenimiento, había cinco muertos y diez personas gravemente heridas. Al oír eso comprendió que una de esas personas heridas había sido ella...

Estuvo quieta en la cama intentando que la ansiedad bajara, cerró los ojos y se imaginó en un campo, con aire, escuchando los pájaros cantar y se concentró en su respiración. Cuando notó que todos los músculos de su cuerpo se relajaron comprendió que podría dormir tranquila, aunque no sabía cuantos días lo podría hacer. Sonrió triste y se consoló diciendo que siempre podría construir un techo de cristal, al menos si iba a morir aplastada por su propia casa lo haría mirando al cielo estrellado.

Comentarios

  1. Wow, eso sí que ha de ser duro. La verdad, estoy lejos de los epicentros —aunque llegan las réplicas— así que nunca he vivido nada similar. El más fuertecito debe haber sacudido un poco el suelo que debe ser el que más sentí, que estaba durmiendo y me desperté de golpe por el movimiento de la cama y que tenía a todos los perros llorándome por ello XD Aunque pasó rápido por suerte.

    Me ha gustado mucho, me ha dado penita la prota con semejante trauma.

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente no fue un terremoto, lo que pasó es que la vivienda estaba en muy mal estado y se desplomó sola xD, pero bueno... si que hubo un temblor aquí pero hace mucho y tampoco se notó tanto.
      Me alegro que te haya gustado :D
      Un saludito.

      Eliminar
  2. Aquí es tan raro que hayan terremotos o temblores... Pero bueno,interesante historia.

    TQ!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy raro, pero hubo uno.. y yo ni me enteré. Pero bueno.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares