Redoble

Estoy on fire, después de pasarme un día sin escribir... tengo las ideas que me burbujean en la cabeza. Ahora haré el reto de "Inspirándome con un elemento" se supone que tengo que escribir algo sobre un Campanario, así que me he estrujado un poco la mente y he sacado algo... mentira, ya cuando vi de lo que tenía que escribir, las ideas fluyeron como agua en un riachuelo.
¡Espero que te guste!



Redoble
Corría por los pasillos de la Catedral como alma que se la lleva el diablo. A pesar de que la pesada falda le incomodaba con la marcha, no podía evitar soltar alguna carcajada cuando el frufru silbaba entre sus piernas.
Nunca se había considerado una mujer especialmente femenina, pero desde que cumplió los quince años el Cardenal le había permitido salir con unas ropas propias de una dama. Estaba feliz de poder llevar aquel precioso vestido, largo de un color vino con mangas largas y un cuello barco que dejaba relucir las gorduras de sus senos. Quizás no era muy escotado, pero ella se sentía como toda una mujer de la corte. Rió una vez más y dio una vuelta para sentir como la tela se elevaba. Podría haber seguido danzando de felicidad cuando las campanas comenzaron a resonar. Dio un pequeño grito, recogió el vuelo del vestido y aumentó la marcha hasta llegar al campanario. Ahí estaba el campanero, sonriendole y moviendo la cabeza hacia su habitación. Debía darse prisa antes que el Cardenal llegara. Ese día se había retrasado más de la cuenta y debía tocar las campanadas de las seis.
Ese era su trabajo, así lo habían acordado cuando cumplió la edad necesaria. O era ser la campanera o casarse con un rico marques. Así que decidió cubrir su cabello largo y rizado en un gorro, ocultar su busto en un cintas y fingir ser un mozo de la iglesia. Corrió a su habitación, se quito el precioso vestido y se convirtió en aquel varón que todo el mundo en la iglesia conocía.
Escuchó como la melodía de las campanas hacían vibrar toda las paredes y sonrió dispuesta a trabajar un día más por su libertad.

Comentarios

  1. Guau, menudo giro de los acontecimientos. ¡Nunca sé por dónde vas a salir! El final ha sido asombroso, la verdad ^^

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me gusta creas era expectación... soy malvada. :D
      Gracias por comentar y me encanta que te guste.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Oh, qué lindo! Me ha encantado <3 qué fuerza de la muchacha que agitar las campanas no es fácil. Ojalá tenga un bonito destino <3

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no había pensado en su musculatura... ahora que lo dices va a tener unos cacho brazos para picar nueces.
      Me encanta que te encante :D

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo