Día 26: Compromiso

Ya desde el momento que supe que debía escribir sobre un personaje histórico sabía a quien iba a poner. Hay mucha gente importante que admiro, pero ninguna como la Reina Victoria de Inglaterra...
Ésta mujer es la viva imagen del amor absoluto y de la lealtad a través de los años, además de ser una fuerte motivación para las mujeres. Es un personaje digno de alabancia, aunque también ha cometido sus errores, sea porque fue novata o por sus condiciones, pero... fue una gran Reina.






Compromiso
Era consciente que siendo mujer mucha gente no la tomaría en serio, y no solamente por su condición femenina, sino también por su corta edad. En teoría ella no debía estar ahí. No tenía linea directa con la sangre real, pero debido a circunstancias caóticas ahí estaba, con una pesada corona en la cabeza y una carga en los hombros que no sabía si su cuerpo iba a poder tolerar.
Deprimida por todo, la noticia de que debía casarse tuvo una leve esperanza de que su consorte fuera alguien amable, cariñoso y simpático. Había escuchado por otras mujeres que los matrimonios concertados nunca eran buena señal para encontrar a la pareja definitiva, pero quería creer que ella seria diferente. Era Reina sin quererlo, al menos en el amor Dios la podría bendecir.

Alberto era su primo, pero jamás se habían visto. Lo conoció primero por cartas y se moría de ganas por verlo en persona, Sabía que era un hombre atractivo, pero para unas mujeres adultas cualquier joven era atractivo para sus ojos cansados de tanta arruga. Se pasó la mano por el vestido intentando quitar las arrugas invisibles, necesitaba concentrarse en algo o se ahogaría de los nervios.
Un criado entró a la habitación avisando que el duque había llegado y esperaba por la Reina. Victoria con un regusto amargo en la garganta se levantó de su silla e invitó al criado a hacer pasar a su futuro marido.
La puerta se abrió y al momento que sus ojos se encontraron supo que quizás los otros matrimonios concertados habían sido falsos, pero al menos el de ella sería real y lleno de amor. Eso veía en los ojos de su Alberto, porque si, ahora era Su Alberto y ella Su Victoria.

Comentarios

  1. ¡Oh, me ha gustado mucho! La verdad, nunca he llegado a interesarme mucho en las reinas y en el colegio, jamás me enseñaron historia inglesa XD Fue lo que busqué por mi cuenta que aprendí, así que ya me buscaré algo de ella que me has dejado picando.

    ¡Precioso!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A mi toda la historia de reyes y reinas me ha gustado mucho.
      Cuídate

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares