Día 13 FanFiction: Una llamada

Moin moín! (Alemán del Norte)
¿Cómo estás? Yo estoy un poco extraña,dentro de poco tengo el examen del coche y eso me pone muy nerviosa y me altero de una forma bastante estúpida, pero bueno... como sabes, soy obsesiva y me cuesta tranquilizarme, no tengo arreglo, pero bueno. Como dice el dicho " al mal paso darle prisa".

El penúltimo reto de éste es escribir un One-Shots romántico de una pareja que no sea mi preferida... obviamente como ves en la foto el SasuSaku no es una de mis más queridas, pero tengo una historia que me gusta mucho y la voy a remasterizar para éste reto.
Espero que te guste...





Titulo: Una llamada
Serie: Naruto
Pareja: SasuSaku
One-Shots
Disclaimer: Naruto y sus personajes no me pertenecen, pero si la historia a continuación.La he publicado también en FanFiction, por si estás interesado en leer otra historia mía ahí, o por casualidad la vez. Si quieres usar el FF para colgarlo en algún blog, ¡adelante! tan sólo da créditos.


Una llamada

Al salir de la casa, se sentía un poco mejor que cuando entró. Sabía que es reunión no iba a ser del todo agradable, ni para su familia ni para ella. Con su actitud estaba posponiendo grandes negocios, grandes decisiones y sobre todo, estaba lastimando a muchas personas. Si debía ser honesta, eso último no le importaba mucho, después de todo ella no había decidido casarse con otro hombre y desde el principio dejó muy claro que su corazón ya tenía nombre. Por eso, tener que hacer ese paripe cada dos meses le resultaba muy desagradable y angustioso, porque temía que si volvía a ir a casa de sus padres sola, terminaría aceptando aquello que no quería. Estaba enamorada de su novio, desde que tenía doce años y al fin podían tener una relación, pero claro, después de tantos problemas que había tenido éste había decidido ir a buscarse en el mundo, pero claro... por mucho amor que hubiera la ausencia siempre lastimaba y a Sakura le hacía el doble de daño. Después de todo, esperar por un hombres más de diez años era casi una estupidez y quizás, ella lo era.

Su casa estaba un poco lejos de la ciudad. Era una zona tranquila, con grandes parques naturales, una colina y un largo. Era el perfecto lugar para pensar, para decidir que hacer con su vida y quizás, ese día era el día idóneo para hacerlo. En esa reunión con su padre, éste le había recordado que debía casarse, que si su “Novio”- como él decía remarcando el nombre con énfasis- le quería volvería antes de terminar el invierno y que en Primavera se podrían casar. Él no tendría oportunidad de elegir nada, ni siquiera le darían el beneficio de la duda. Si volvía antes del tiempo estimado, jamás la volvería a ver y todos sabían que cuando el cabeza de familia de los Haruno decía algo, ésto se hacía. Sakura rezaba para que él llegara antes de que la nieve se derritiera, porque sino tendría que casarse con otro hombre. No era que no adorara a su prometido, era su mejor amigo y su confidente, pero jamás sería el hombre con quien compartiría su vida. Lo sabía, por eso odiaba verlo en aquellas reuniones, con sus ojos azules esperando que ella dijera “Lo olvidé”, pero nunca pasaba. Siempre se negaba en rotundo y su padre volvía a poner un límite. Había perdido la cuenta de cuantos meses habían pasado, pero sabía que esa sería la última. O al menos debía ser así,le gustara o no a ella.

La nieve estaba derritiéndose en los árboles, algunas flores comenzaban a mostrar sus capullos y el frío dejaba pasado a un cálido calor que hacía que las madres salieran con sus hijos a los parques. Todo apuntaba que la primavera se acercaba a pasos acelerados y en su casa, seguía habiendo sólo una persona. Cada día miraba el móvil, buscando mensajes o llamadas perdidas, abría el buzón de la casa y nada, actualizaba su email y éste seguía vacío. Su novio no daba señales de vida, por lo que su padre terminaría teniendo la boda que él siempre había querido. Sasuke no iba a volver. Se mordió el labio antes de tomar la decisión más dolorosa de su vida, y quizás la más estúpida: apagar y desconectar todos los aparatos electrónicos. El último día había llegado, ya no había vuelta atrás. Su novio había decidido que quería una vida sin ella, y ella debía aceptar eso. Dejó el móvil dentro de una cajonera, desconectó el teléfono y apagó el portátil. Tomó una gran bocanada de aire y se dispuso a dejar la casa y caminar hasta la de sus padres. Podría coger el coche, pero éste tenía el móvil conectado y cualquier llamada entraría ahí, por lo que decidió que usaría sus piernas y así tendría más tiempo de pensar. Porque por mucho que hubiera tomado la decisión, tenía la fantasía de que si retrasaba más aquella reunión, quizás Sasuke apareciera pidiéndole perdón y llevándosela lejos. Con ese pensamiento llegó hasta la casa, donde unos cuantos coches estaban aparcados y los jardines decorados de gala. Quiso sonreír o reír, puesto que sus padres ya tenían asegurado que ese día ella se casaría. Y por muy triste que sonara, ella también lo sabía, por eso había enviado fotos de posibles vestidos, pasteles y según que decoración. Confiaba que la madre de su prometido haría una maravilla y que su madre se aseguraría de que todo fuera de su gusto. No había nada por lo que temer, pero aún así no pudo entrar a la casa cuando llegó.

- ¿Nerviosa?- preguntó una voz alegre y familiar.

- Un poco.- contestó ella sentándose en el borde las escaleras y mirando el jardín precioso.- ¿Tú?

- No mucho...- siseó.- Tenía la fantasía de que Sasuke llegara antes de éste día.

- Lo lamento.

Un silencio incómodo se apoderó entre ambos. Sabían que ese día los dos se enlazarían en un matrimonio sin amor, pero al menos se tenían cariño el uno al otro, aunque su corazón estuviera en otra persona.
El murmullo de la gente saliendo al jardín les alteró, los dos se levantaron al momento que el teléfono de Naruto sonó. El se quedó mirando su bolsillo y miró a Sakura sin poder ocultar una sonrisa. Sin decir nada se metió la mano y sacó el pequeño aparato, sin más se despidió de ella y entró, dejándola con el aparato vibrando en su mano.
La pantalla del teléfono ponía un número desconocido, ella se lo quedó mirando un buen rato, hasta que decidió contestar...

- Pensaba que jamás lo cogerías.- habló una voz masculina, algo nerviosa y cansada.- Al no contestarme en casa ni en tu móvil... pensé que él estaría contigo.

- ¿Sasuke?- dijo en un hilo de voz notando como las lágrimas le llenaban los ojos.

- ¿Quién si no iba a ser?- contestó con voz ronca.- Perdóname.

Sabía que debía quererse un poco más. Era consciente que con una simple palabra toda sus tristezas no se podrían ir, que todo el sufrimiento no se esfumaría de un día para otro, pero al oír su voz culpable, escucharle decir que estaba de camino y que tenía un anillo, simplemente no pudo más que perdonarlo. Cerró el teléfono y comenzó a correr hacia la puerta. No se molestó en mirar atrás, no avisó a nadie solo echo a correr y esperó hasta encontrarse el coche de Sasuke. Estuvo un rato corriendo, hasta que un coche negro se detuvo delante de ella, el corazón se le encogió en el pecho, sabía que no podría hacerse ilusiones con él, siempre estaría yendo y viniendo, pero quizás con ese últimatum, todo cambiaría, no estaba segura de ello... pero tenía que tener fe en el. Después de todo, el amor era eso...

Comentarios

  1. ¡Oh, me ha encantado! Fijate que tampoco es de mis parejas favoritas esta, Sasuke no me termina de agradar, de hecho, mi favorito era Kakashi hasta que apareció Gaara y luego, Kimimaro <3.

    Me gusta más Sakura con Itachi y hay fics muy lindo de ellos —salvando todos los que Sakura es capturada y violada por Itachi (?)—.

    ¡Exito con tu examen! Seguro lo harás bien <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Es que a mi Sakura me parece un poco tonta, no le tengo mucho cariño, pero bueno ésta es una de las parejas con las que mejor me muevo. Me alegro que te haya gustado.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. A mi es que las historias con personajes de Naruto, me tienen saturada. Están por todas partes.

    TQ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Hybrid Child

Doctor Macizo