Día 12 FanFiction: Tregua

Bonjour! (Francés)
¿Cómo apunta el domingo? El mío tan tranquilo como se espera de un día de éstos. No pienso salir nada más que para sacar a mi perra y cenar, si salimos a cenar fuera. No sé, ya se verá...

El día 12 me toca escribir algo sobre una viñeta romántica, algo que para mi es absurdo, porque la mayoría de fanfics que hago son románticos y en la viñeta anterior ya hice algo ñoño, pero bueno... me basaré en ésta preciosa imagen de Outlander que simplemente la vi y me enamoró.




Tregua
El tiempo se estaba agotando, los dos lo sabían y por eso decidieron finalizar la reunión antes de tiempo. Nadie se podría quejar, puesto que los dos eran los empresarios más fuertes y necesarios del momento. Los otros no querían que sus ingresos se marcharan, por lo que aceptaron dar por acabada la reunión definitivamente y seguir negociando cada uno por su cuenta. Al menos lo más importante lo habían aclarado...
Los dos salieron del despacho, rozándose los hombros y las manos de manera interesada. Cada vez que sus dedos se tocaban, una pequeña corriente eléctrica se concentraba entre ellos, haciendo que el deseo fuera cada vez más notables en su cuerpo. Jamie incomodo al llegar al ascensor se arregló la dura erección que le presionaba los pantalones, mientras que Claire juntaba las piernas discretamente para controlar los repentinos calambres que le hacían presión en la vagina.
Sin mediar palabra, sin tocarse y cada uno en la pared del otro extremo del ascensor esperando llegar hasta la planta de su habitación para salir casi corriendo, enviarse miradas salvajes y llegar a la primera habitación más cercana. Ella abrió la puerta, pero lo suficiente tarde para golpearse con la madera de ésta al verse empotrada por Jamie en ella. Sus labios gruesos le exigían de tal manera, que tuvo que separarse de él para poder abrir la puerta y entrar al interior del cuarto.
Ya cuando ambos estaban en un lugar a salvo, sin miradas curiosas dejaron correr el deseo, sus labios se buscaron, sus cuerpos se rozaron y sus manos no dejaban de recorrer cada rincón del otro, como queriendo que sus pieles se recordaran de aquella sensación. Ambos eran conscientes que esa era la última vez, o al menos debían querer que así fuera, pero el deseo a veces superaba a la razón... y ellos bien lo sabían.

El olor a sexo estaba impregnado en el aire, los cristales de las ventanas empañados y por el suelo, había un camino de sus ropas hasta llegar a la cama, dónde desnudos y sudorosos aún estaban piel con piel, descansando después de haberse amado como nunca antes lo habían hecho.  Jamie debía levantarse, recoger sus ropas, vestirse y marcharse, pero antes de hacerlo necesitaba oír de los labios de ella, aquello que siempre había anhelado, cuando lo pronunciara se podría ir y aguantar un poco más, podría aguantar hasta el próximo encuentro...

- Te quiero, Jamie Fraiser.

Él sonrió y realmente deseó que así fuera, pero hasta que el dedo anular de Claire no estuviera libre de alianza, esas palabras tan sólo sonarían huecas en sus oídos.

Comentarios

  1. ¡Hola! Mira que fue ver el título y pensé en Benedetti XD Como de costumbre, me ha encantado, y debo decir que me encantan las escenas de cama que escribes, son tan tiernas y calientes a la vez. Me encanta tu estilo, como te lo dije en alguna otra ocasión <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo pensé en su libro, ya que es una obra tan bonita y emblemática.
      Me gusta que te encante mis escenas de sexo xD, realmente siempre tengo un poquito de miedo de ver como me salen. Me dejas contenta.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Hybrid Child

Doctor Macizo