El amor y yo


Antes de irme de viaje quería hacer ésta entrada,pero obviamente no la hice y para colmo se me juntaron más ideas y terminé desplazando éste pensamiento hasta hoy. Sé que debería contar algo sobre mi viaje pero... ¿qué quieres que te diga? ¡Fue maravilloso! Además quizás ésta entrada también tenga que ver con aquello... ¿quién sabe?

Si me conoces sabes que no soy una persona muy social en el término de pareja, no he tenido muchas relaciones y las pocas que he tenido no han durado ni un año. A decir verdad mi última pareja fue la más larga que he tenido, unos cinco meses para ser exactos. Las otras no pasaron de los dos y creo que ni llegaron al dos, pero bueno... yo las viví con mucha pasión y bastante amor.
Soy una persona bastante intensa por lo que tenerme al lado no es algo fácil, lo sé, lo entiendo y muchas veces aviso a las personas de mi entorno que deben tener MUCHA paciencia y bastante ganas de que alguien les quiera, porque una de las mejores cosas que se me da es amar. Amo incondicionalmente y fiel hasta los huesos. Podría decir que soy incluso peor que los perros, pero al mismo tiempo cuando no siento mucho por esa persona soy peor que un gato. O agobio o abandono. El término medio no existe en mi vocabulario sentimental, así que imagínate que caos es tenerme como pareja...

Con estas primicias ya debes suponer que no soy alguien fácil, soy más bien inestable y bastante insegura emocionalmente. No sé lo que siento hasta prácticamente al final, y para ser totalmente honesta me baso más en corazonadas momentáneas que en sentimientos racionales...
Para colmo hay que agregar que soy muy muy solitaria, me lo paso mejor estando delante de mi portátil, durmiendo o jugando con mi soledad, por lo que el estar con otra gente no suele ser mi primer opción en la vida. Obviamente me gusta hacer vida social, no voy a mentir... pero vida social sin ataduras. Amistad. Me gusta mucho mucho tener amigos y estar con ellos, pero cuando comienzan a exigirme cosas ya me sale mi vena antisocial... y cuando uno estar en pareja suele tender a querer que tu pareja pase mucho tiempo contigo y a mi me pasa exactamente lo contrario. No quiero estar con ésta persona, me agobia y sobretodo siento como si tuviera una obligación al estar con esa persona... y se supone que el amor no es así ¿no? Vamos, esa es mi idea...

En éste viaje estuve con I, que es mi amor platónico (si fuera lesbiana estaría con ella) y hablando con ella comprendí que adoro la soledad, que soy una persona que le gusta no tener pareja, que más bien tener pareja es una distracción y una obligación impuesta por la sociedad y es algo que no estoy de acuerdo. Más bien, yo veo una pareja con el único fin reproductivo. Lo sé, es cruel... pero ¿y qué? Algunos hombres solo nos ven como vaginas con patas... ¿nosotras porque no podemos verlo como un semen con patas?¿eh?

En conclusión... ¡estoy tan bien estando sola! Adoro mi soledad, adoro ser soltera y realmente creo que aún no he encontrado a un hombre demasiadamente bueno que me haga preferir estar con él que con mi soledad... aunque con mis casi ventisiete años dudo que exista, pero bueno vete tu a saber, quizás mi médico con bata blanca me está esperando a la vuelta de la esquina. Vete tu a saber.

No tengo ni idea si he dejado claro mis pensamientos o simplemente he vomitado muchas palabras, pero al menos yo me siento muy feliz.

Comentarios

  1. Hola linda, primero de todo decirte que me alegro de que disfrutaras tanto del viaje y pasando tiempo con tu amiga. Me ha gustado ver tu punto de vista sobre las relaciones, cada persona tenemos nuestra manera de vivirlas y es respetable. En algunos aspectos me recuerdas un poco a mi, yo tampoco tengo término medio y tampoco me han durado demasiado las relaciones (aunque pienso que es porque aún no he encontrado al hombre que tiene que ser para mi). La verdad tengo amigas que no pueden estar solteras, es más bien una necesidad tener pareja, y a mi me encanta la soltería, así que coincidimos en eso. Me gusta ir a la mía y estar tranquila. Estar sola no es nada malo y todo tiene sus pros y sus contras, es mejor centrarse en los pros.
    Espero que estés genial, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!
      Me alegro no ser la única patata sola y loca, al menos mi solteria es algo que más gente comparte. Eso está muy bien!
      Un besote

      Eliminar
  2. ¡Hola! Pues, te entiendo también, aunque la verdad, he tenido relaciones más largos, disfruto mucho estar sola y mi soltería también. Y eso algo difícil cuando hay personas en tu entorno que están urgidos de que encuentres pareja, pues, hay cierta mentalidad que hace ver como que la soltería es mala.

    Al final, siempre digo que es alma de bohemio, tú sabes, no es capaz de darse a nada más que a su musa y sólo cuando la encuentra. Y probablemente, la nuestra todavía ande vagando por ahí esperando a encontrarnos. Mientras tanto, a ser feliz.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! Tampoco me como mucho la cabeza, pero bueno... por los momentos soy muy muy feliz.
      Un besote

      Eliminar
  3. En mi opinión, creo que las personas que son muy independientes y disfrutan su independencia, piensan menos en formar un hogar familiar con todas esas responsabilidades tan frustrantes. Las mujeres están padeciendo menos el síndrome de mafalda, que soñaba con formar una familia perfecta. Y concuerdo contigo, la vida es corta, debemos ser exigentes con la otra mitad de nuestra naranja, sino arrivederci. Para qué desperdiciar energía y tiempo. Por cierto, !yo adoro mi solteria!
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que viva la soltería! Realmente la gente no sabe lo que quiere y lo que sabemos lo que queremos estamos presionados por los indecisos... es algo gracioso.
      Un besito

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Saga de Amantes Perversos

Búscame

Hacer el amor... poco a poco.