Byopp: Capítulo 4

¡He de confesar que éste capítulo es mi preferido! Lo he pasado como una niña escribiendo, me gustaría decir algunas cosas más pero tengo que ir a coger el bus, así que... ¡les dejo con el capítulo!

 Capítulo 4:
El espejo reflejaba a una mujer hermosa: alta, estilada, de largos cabellos rubios, ojos grandes azules, piel suave y pálida, pechos y caderas generosas y una sonrisa pícara pero dulce. Richard se quedó observando la belleza humana de Chloe, intentando encontrar aquello que le hacía parecer diferente. Más de una vez le había ofrecido la oportunidad de ser tomada por otros hombres, pero ella se negaba una y otra vez, entre llantos decía que tan sólo se entregaría a ellos dos y por mucha felicidad que le diera escuchar eso, sabía que si no se mostraba abierta jamás podría encontrar aquello que le faltaba.
Se acercó a pasos lentos, con el cigarro entre los labios y desabrochando su camisa, al llegar detrás de ella apretó sus miembro erecto a sus glúteos haciendo que se envarara y la piel de sus mejillas se tornaran rojas, con lentitud observó como su piel se erizaba y sus pezones se ponían erectos. Sonrió satisfecho pero aún necesitaba más, sin avisar comenzó a acariciarle los pezones hasta que éstos se llenaron de sangre y miraban al reflejo duros y sensuales, después pasó a acariciar su vientre plano y pararse en el monte de venus, éste estaba cubierto por un discreto vello rizado y rubio, lo acarició haciendo pequeños movimientos circulares hasta adentrarse en sus labios y palpar gustoso como éstos se iban mojando con lentitud. Chloe soltó un pequeño gemido y notó como las paredes de su útero se contrarían…

- Llegas demasiado rápido, amor. - rió divertido mientras sacaba sus dedos dentro de ella y le daba un beso en el cuello.- Así no es divertido.
- ¡No es mi culpa! - jadeó ella mientras se aovillaba en el suelo, temblando y con los labios entre abiertos. La conocía sabía que eso no sería suficiente para calmarla, pero no podía caer bajo sus encantos, aún no descubría aquello que le faltaba.
- ¡Tápate mujer! - gruñó y le tiro su bata para que se tapara.

Gruñiendo y haciendo aspavientos se metió en el baño, encendió la ducha y se desvistió. Al ver su miembro hinchado y erecto se mordió los labios y comenzó a acariciarlo de forma constante hasta que terminó eyaculando sobre sus manos. Odiaba hacer eso, pero necesitaba tener al borde de la locura a Chloe para saber si era una mujer como todas o simplemente una máquina que había despertado el placer sexual…

Odiaba invitar a gente a su casa, le encantaba la soledad y con Chloe tenía más que suficiente, pero era por el bien de aquella bella criatura. Más de una vez se maldijo por no querer que volviera con Mark, quería tenerla para él, toda suya… casi con rabia había descubierto que amaba a ese Byopp más que a ninguna otra mujer y simplemente debía dejar que se marchara, aunque la parte más oscura de él le susurraba sensualmente que si no completaba a Chloe se podría quedar para siempre…

- Rick...- escuchó como ella le llamaba. Levantó los ojos de su copa para mirarla, llevaba un sensual vestido de seda, éste era tan suave que a cada roce dejaba que ella soltara un pequeño jadeo. Sonrió orgulloso, hinchando el pecho cual palomo, la pobre estaba al borde de la crisis.
- Estás preciosa, amor. - le sujetó de la cintura, la pegó contra él rozando su pene dolorosamente erecto contra ella, haciendo que gimiera y se frotara contra él para conseguir desfogo, pero antes que ni siquiera pudiera gemir se alejó.


Dejándola caliente, hermosa e hinchada comenzó su plan: Un montón de hombres atractivos, sexuales y calientes habían acudido a su fiesta y tenían la única misión de llevarse a Chloe a la cama, siempre y cuando ella accediera. Una parte de él temía que accediera y se fuera con algún indeseable, ya que aquel coñito rubio solo podía ser suyo o de Matt, mucho a su pesar. Soltó aire y observó como ella pasaba de brazo en brazo, de roce en roce y de sonrisa en sonrisa. A cada movimiento podía notar como el pequeño tanga de ella se iba metiendo más en sus nalgas, intentando consolarla y como su olor femenino se restregaba en todos los hombres. Quiso ir al baño y calmarse, pero no podía perderla de vista… ya era hora que su amada volviera con Matt, era hora que se supiera la verdad. Sin retrasar más lo obvio se acercó a los plomos de la luz y las apago, un grito se escuchó por toda la sala y espero unos veinte minutos para abrir la luz y ver a su querida Chloe rodeada de hombres hambrientos, ella con el ceño fruncido y las piernas bien cerradas aguantaba fielmente aunque ello le estuviera partiendo por dentro. Aliviado avisó que la fiesta había acabado, sin esperar a que pudiera decir nada se la llevó a la habitación, desgarró el vestido y comenzó a lamer y besar cada rincón de su cuerpo, lamió, acarició y beso cada rincón, olió cada líquido y jugo de ella, para luego entrar en su vagina y lamer cada espacio de sus labios, succionar su placer y hacerla gritar como si no hubiera un mañana. Por último y sin pensar en las consecuencias la penetró no sólo dejando parte de su alma en ella sino algo un poco más personal...

Comentarios

  1. No noto que a Chloe le falte algo para ser mujer. Tiene la apariencia de una mujer bellisima, y también tiene las emociones, es muy emocional. Incluso tiene sus deseos, aquello que le disgusta.
    Mientras que Richard tiene algo de retorcido, se mostró manipulador con las emociones de ella, aunque por suerte cedió a su propio deseo. Aun así Matt la merece más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Richard no es lo mejor del patio... pero no sé, tiene un algo que me encanta. Pero es verdad... Matt es un amor.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Hola! La verdad, es que mientras más pasan los capítulos, más creo que Chloe debe conseguirse un tercero. Aunque Matt lo hizo con buena intención, no me gustó que la cediera a alguien más. Aunque Richard sólo estuvo en medio, es un manipulador >.< Chloe merece algo mejor que ellos, no sé, con este capítulo, no quiero que se quede con ninguno de los dos xD que se vaya lejos y disfrute su vida (?)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante el planteo de Roxana. Matt es más emocional pero debía conocer como es Richard.
      Un abrazo.,

      Eliminar
    2. Uyy me lo estáis poniendo muy dificil xD
      Ahora ya ni sé lo que voy a escribir, pero me alegra que os haga plantearse cosas.
      Veré que pasará en el siguiente episodio.
      Un besote a los dos

      Eliminar
  3. Este capitulo es super erotico y sensual, no se te escapo nada, Cath.
    Y bueno creo que Matt hizo bien en respetar su libre albedrío. Si es verdad que el la creo, pero no por ello dominaba sus pensamientos y deseos. Por otro lado, Richard creo que solamente quiere disfrutar de su fogosidad sexual. Pero en el final veo que se dejó llevar y se ha costa’o con Richard. Me hubiese gustado con Matt.
    Abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares