Oda Escatológica

A continuación le presentaremos la melodía pelvica, inspirada en un día nublado y turbulento como se encontraba el estómago de la compositora. 
Después de probar en carnes el sufrimiento de cagar, decidió reunirse con sus amigos escatologicos para componer esta obra:


Esa sensación de malestar.
El movimiento estomacal que te hace suspirar
y esas increíbles ganas de correr. 

Esa sensación de opresión,
en el interior de tu ser,
ese movimiento estomacal
que te hace cagar sin parar. 

Esa sensación de apretar y empujar,
para luego respirar.

Ese conocido retortijón,
tan familiar
e incluso alentador.

Ese dolor,
tan terriblemente particular
que te hace llorar y reír. 

Esa sensación de cagar y sentirte vacía
para luego comer y repetir la canción. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo