Jugar

Jó napot! ( Húngaro)
Me he fijado que hay más retos que quiero hacer y por eso he decidido hacer un esfuerzo y ponerme al día con  el de Inspirándome con un elemento, que por lo momentos no han puesto más, así que me dará la oportunidad de hacer otros.

En el reto de hoy tengo inspirarme con ésta cita:  "Día 1. Nos han invadido y hemos tenido que escondernos en nuestro refugio secreto subterráneo. ¿Habrá más gente como nosotros, o seremos los únicos en salvarnos de esta catástrofe? Al menos, por ahora... De vez en cuando se oyen ruidos en el exterior. Personas que gritan por auxilio, niños que lloran y disparos por todas partes. No sabemos lo que sucede ahí fuera, pero preferimos estar aquí encerrados ideando una buena estrategia que nos libre de esos seres..."

Así que veamos que me sale...




Jugar
No podemos salir. O eso siempre me dice mi mamá y no entiendo por qué. ¡No es justo! Escucho como hay otros niños arriba. Es verdad que no parecen muy felices, pero al menos están al aire libre, pueden jugar en la calle, correr y oler cosas diferentes. Es verdad que mamá cocina muy bien y que papá siempre me trae juguetes cuando sale, pero ¡Yo quiero salir! Sé que se preocupan por mi, pero ya no soy una niña pequeña. Así que sabiendo que después papá y mamá me regañarían cogí mi mochila, a mi conejito Ramón y me preparé para salir. Papá está de excursión como cada día, mientras mamá duerme la siesta. Sé que no puedo tardar mucho, porque cuando suenan las alarmas mamá se despierta y comienza a sacar toda las cosas que tiene tendida fuera. Todo el mundo puede salir menos yo. Escucho a mamá roncar antes de abrir la puerta y subir por las escaleras que da al exterior de la cúpula. Al abrirla veo que el cielo está de un color morado, no hay árboles y el olor, no sé describirlo. Quiero inspirar fuerte, pero de golpe alguien me tapa la nariz y la boca. ¡Es papá!

- ¡Karina! ¿Qué haces aquí fuera?- gruñe molesto y por primera vez me doy cuenta que lleva una máscara en la cara. Su rostro está preocupado y entiendo porque no me dejan salir.

Antes de que papá me obligara a bajar veo que cerca de nuestra casa, hay niños tirados en el suelo. Ninguno hace ruido y un pájaro comienza a picotear de su piel. Al hacerlo el pájaro gimé y poco después se cayó al suelo, tan inmóvil como el niño. Quiero llorar, pero aguanto y cuando estoy abajo con mis padres, dejo que me regañen y me abracen mientras lloran preocupados. Entiendo porque no quieren que suba, y realmente yo no quiero volver a subir nunca más. Nunca.

Comentarios

  1. ¡Oh! Que me ha dado cosita >.< y me ha quedado la duda ¿Qué eran? DDD:

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imaginé alguna contaminación atmosférica por alguna clase de bacteria, realmente no sé. Se me ocurrió así.
      Un abrazote

      Eliminar
  2. Interesante. Aunque si era una contaminación y podían salir con máscaras. No tenían porqué estar encerrados siempre... Pero me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero al ser una niña pequeña la quería proteger. Me alegro que te haya gustado.
      TQ

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares