Día 8 Fanfiction: Caer

Hi!
Estoy pensando en cada vez escribir el saludo en un idioma diferente, vamos a ver que me sale, porque tampoco quiero ponerte un nombre cursi y que luego te pegue un chungo. No soy tan cruel... todavía.

¡Sigo con el bendito reto del FanFiction! Si quieres apuntarte tan sólo debes ir aquí y ya está, no hay que inscribirse ni nada (o al menos eso creo) y si quieres leer mis escritos anteriores pues pásate por aquí

Hoy tocar hacer algo relacionado con el invierno y realmente pueden ocurrir tantas cosas en esa época, pero sobre todo deben pasar cosas románticas y ñoñas, por eso... haré algo super ñoño.
He elegido a Magnus y Alec de la saga de libros de "Cazadores de Sombras", que es una pareja que adoro un montón (aunque a veces se me olvida...) y que les toca aparecer por aquí.





Caer
Estaba convencido que él le quería, por eso no se pensaba rendir. No después de tener plena convicción de que sus sentimientos eran recíprocos, no iba a meterse en la boca del lobo sabiendo que quizás iba a ser pateado y señalado. Conocía el mundo en el que vivía y por mucho que la gente se dijera de ser abiertas y que los aceptaban, sabía que las muestras de amor públicas aún no estaban bien vistas, y mucho menos lo serían en ese momento. Al menos si se dignaba a entrar. A decir verdad estaba convencido en hacerlo, pararse al frente de la pareja y decir en voz alta que no estaba dispuesto a permitir ese matrimonio. Alec era suyo. Todo el mundo lo sabía menos el mismo idiota. Ya no sabía que hacer para que aceptara su propia condición, para que olvidara los amores pasados... era tiempo de dejar atrás los antiguos romances. El frío debía ayudarle o eso quiso pensar, pero el tiempo seguía pasando y el invierno se estaba acabando y en vez de estar con él, disfrutando de su romance estaba apunto de casarse y él llorándo por las esquinas.

A medida que iba pensando y atravesando las puertas del juzgado la idea de impedir aquella unión poco a poco perdió fuerza en su corazón. No quería seguir llorando por alguien que se negaba a lo obvio. Era suficiente viejo para estar atado a los caprichos de un adolescente como él. Frunció el ceño molesto y decidió sentarse lo más alejado del altar. Había pensado sentarse lo más cerca, haciendo fuerza para que Alec tomara la peor decisión de su vida, pero donde se sentara él seguiría casándose.
La música nupcial comenzó a invadir la estancia, las puertas se abrieron y una refulgente novia apareció con el precioso vestido blanco, mientras el novio la miraba sin apenas sentimiento en los ojos. Quiso quedarse hasta el final, pero no lo iba a aguantar. Haciendo más ruido del que pretendía salio de las sillas molestando algunos invitados y entrando al pasillo, dejando atrás de si a la pareja que le observaba. Quería mirar atrás, pero se dijo que no lo haría. No insistiría más, ya estaba viejo para esas cosas.
Caminó hasta la puerta y estiró la mano para abrirla y despedirse completamente de aquel muchacho que le llevaba por el camino de la amargura. Quiso salir pero una mano se ciñó a su muñeca y tiro de él. Cuando giró se encontró a Alec con el ceño fruncido, con la frente arrugada y con los ojos llenos de enfado. Jamás en su vida hubiera imaginado que él le cogiera del cuello de la camisa y tirara de el para besarle. Fue el beso más agresivo y molesto de toda su vida, pero al mismo tiempo cargado de cariño y futuras promesas. Sonrió feliz, al fin había caído. Ya era suyo, podía respirar tranquilo.

Comentarios

  1. Si es que esos dos son lo único que vale de esa serie xD

    TQQQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues después de verme otra vez la película, la serie me gustó mucho más xD Y si, es que esos dos molan una barbaridad. Son adorables <3

      Eliminar
  2. ¡Qué intenso! Adoré el beso al final <3 me encantó <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo