RCF #8: Pérdida

Tel nido! (A'lemona)
Ahora me estoy dando cuenta que con éstos retos es una oportunidad para ir remasterizando pequeñas historias que tengo ahí en el baúl de los recuerdos. Relatos bonitos que se merecen alguna oportunidad de salir del armario...

Y aunque no serán las mismas creo que hay que darles una oportunidad. ¿Me lo dirás si se la merece?


La consigna de éste reto es que contenga ésta única frase Su cambio fue radical, ya no era la misma. Veamos si la historia que tengo en mente da el pego.




Pérdida
Nunca había entendido porque en las películas cuando se hacía un entierro ponían que el día fuera lluvioso. Incluso tormentoso, era algo que jamás había logrado encontrarle lógica. Al menos hasta que ella misma lo vivió. El cementerio estaba vacío, a excepción de ese lugar donde estaban todos sus familiares, vestidos de negro con sus austeros paraguas negros. Estaba lloviendo y no poco, sino lo suficiente para llenar sus zapatos de agua, pero al igual que a los demás invitados aquello no tenía importancia. Se estaba celebrando el entierro de una gran persona, de un gran médico y de un gran marido. Aunque quizás no había tenido mucho tiempo de serlo. Al pensar aquello sintió como un nudo se le hacía en la garganta. Se mordió el labio y contuvo las ganas de llorar. Le había prometido no hacerlo, justo al segundo día que le diagnosticaran el cáncer le pidió un único deseo; Que cuando llegara su día vistiera de un color llamativo, como siempre hacía y que sonriera, que hiciera gala de esa preciosa sonrisa que le había enamorado.
Esas habían sido sus palabras, por lo que siguiendo eso se vistió con un vestido verde, cogió su paraguas azul eléctrico y se maquillo escuetamente con un color rojo puta en los labios. Lo único que se dignaba a llevar. Esa era la última voluntad de su difunto marido. Y ella la iba a cumplir.

Al llegar a casa los ecos del pasado comenzaron a resonar por toda la habitación. Tan sólo veía imágenes de donde él estaba, de lo que hacía y lo que no hacía. A decir verdad no sabía como iba a aguantar aquello y sus familiares tampoco.

Unos pocos días después los familiares se juntaron, debían hablar sobre ella. No cogía el teléfono, no abría la puerta y mucho menos asistía al trabajo. Todos estaban preocupados. Nadie sabía como actuar en ese momento y lo único que podían hacer para evitar que se suicidara era enviar a la única persona después de su marido que era capaz de hacerla entrar en razón.

- He guardado tu secreto.- dijo Melanie cuando entró a la casa y la vio aovillada debajo de una ventana, con una chaqueta de su marido muerto encima y llorando.
- ¿Qué secreto?- respondió Ria con voz seca y suave.
- Que estás embarazada.

Un silencio incomodo llenó la sala, ninguna de las dos dijo nada pero Ria se movió inquieta sobre sus nalgas. No quería creer aquello que estaba diciendo su mejor amiga, debía ser imposible. ¿En qué momento se había hecho pruebas?

- Hace unos días Michael te hizo una prueba de embarazo y dio positiva.- intentó sonreír pero sus labios no le hicieron caso.- Debes vivir ahora por el nuevo bebé que tienes...

Sin más la dejó sola, con la nueva noticia de que iba a ser madre y con la esperanza de que su amiga reviviera. Era terrible verla en aquel estado.
Cuando la puerta se cerró y Ria se encontró sola estiró las piernas y se quedó mirando su vientre plano. Iba a ser madre, de un bebé de Michael... ¿Cómo podía ser?

Con el primer rayo de sol se levantó del suelo, caminó hasta el baño y sin pensarlo cogió las tijeras y comenzó a cortarse el pelo. Necesitaba un cambio, algo que marcara un antes y un después a simple vista y esa era la manera.
Tras unos cuantos minutos frente al espejo se miró y notó que su cambió fue radical, ya no era la misma persona y tampoco se sentía como tal. Ahora lo único que quedaba era seguir andando...

Comentarios

  1. Cambiar para seguir andando, me gusta esa idea.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si que da el pego si, me ha gustado mucho!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, lo leí ayer y se me olvidó comentar! El niño me tiene loca. Está muy bien. Aunque este relato, me suena de algo... Sé que lo has sacado del baúl de los recuerdos, pero no sé si tienes alguna más similar.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa, no te lo tendré en cuenta XD
      Seguramente te suene, pero no te sabría decir de que.
      Un besito

      Eliminar
  4. Una razón suficiente para que intente levantarse y seguir adelante. Y vivan los cortes de pelo simbólicos. Buen relato.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que si? Y lo del pelo siempre me ha gustado. Me alegro que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  5. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    buenísimo relatoo creo que he sentido esa soledad que ha tenido Ria lo bueno que a pesar de que su marido falleció dejo una semillita de amor en ella, muy buen texto.


    Ten bonito día espero puedas pasar a visitarme un abrazo!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias <3
      Enseguida que pueda me paso.
      Un beso

      Eliminar
  6. Genial idea eso de continuar escritos antiguos con los nuevos retos. En especial aquellos que se quedan en suspenso. Leyendo tu texto, tiene toda la razon, en las peliculas cuando sale una escena de entierro siempre tiene que estar lloviendo. Me gusto eso de “rojo de puta en los labios” Muy tierno y feliz final, al menos le quedó algo por quien luchar y seguir viviendo. Encantador relato, me gusto mucho.
    Bso

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! La verdad es que lo del entierro con lluvia siempre lo he asociado a la famosa metáfora que hacen de la lluvia 'es como si el cielo llorara', como cuando le explicas la lluvia a los chicos y le dices que son las lágrimas de alguien que hay arriba. Supongo que es esa idea de expandir la tristeza a tal magnitud que hasta los cielos lloran para acompañar, al menos, así lo interpreto yo. Aunque lejos de parecerme triste, la lluvia se me antoja muy feliz, me encanta.

    Me gusta el relato, la verdad, creo que la muerte siempre marca un antes y un después, especialmente, si es alguien cercano a nosotros, imposible que no haya un cambio.

    Te sigo leyendo.

    Por cierto, me ha sorprendido el cambio del blog <3 está precioso, aunque deberías ver algunas imágenes que quedan muy pixeladas en las entradas y no quedan tan bien, quizás, poniéndolas con mayor definición se lucirían más.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Lo tendré en cuenta. A mi la lluvia también me gusta mucho, pero dependiendo de mi estado de animo.
      Me alegra que te haya gustado.
      Un besito guapa

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares