Único


Único

Me gustaría tener un corazón tan grande para perdonar,
una memoria tan pequeña para olvidar,
y una voluntad tan fuerte para sonreír.
Pero, no soy absolutamente nada de eso, precisamente por eso, no te puedo perdonar, tampoco podré olvidarlo, y muchos menos, podré sonreír al veros juntos.
Quisiera tener aquel perfecto corazón, que cicatriza con los segundos, que cura con las horas y vuelve a nacer con los días.
Pero, no puedo, mi corazón es simple, es humano, es único.
Y tus actos son comunes, hechos para dañar a personas únicas.

© Catalina Hartfiel

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo