Toda mujer hace


Desde que las redes sociales se han convertido en una herramienta básica para el cotilleo e intercambio de información, puedes leer cualquier chorrada e incluso reírte un poco de las opiniones ajenas. Algo que me parece muy bien, después de todo... la red es libre.
Y en alguna de éstas páginas he leído cosas como "Manías de mujeres" o "Cosas que los hombres deben saber que hacen las mujeres" o cosas así. Obviamente como mujer, me he sentido con la obligación moral de leerlo y después de hacer un estudio (de nada científico) decidí que yo también iba a hacer uno como ese. Así que... ¡Aquí voy!

Cosas que TODA mujer hace: 
1. Hacer dietas. Creo que esa es la cruz del sexo femenino. Al menos una o dos veces al año nos ponemos a dieta, para luego llorar envuelta en chocolate y bollería industrial y poco sana. 
2. Guardar ESE pantalón. Todas tenemos algún pantalón (o falda) que hacía un tiempo podíamos lucirlo con orgullo, pero con el paso del tiempo esa cremallera no cierra o no te pasa del muslo. Así que decides estrategicamente guardarlo en el armario soñando que "algún día" cuando hagas dieta volverás a lucirlo. 
Lamentablemente ese pantalón (o falda) pasa décadas en el armario y más compañeros de su quinta se van juntando. 
3. El galimatías de rascarse. Los hombres lo tienen muy bien porque si les pica los genitales, se tocan el paquete con toda la arte que tienen y se quedan tan tranquilos. En cambio, las féminas tenemos que juntar las piernas para rascarnos con el roce, o en invierno si tienes un bolsillo rascarte sutilmente con la mano en el bolsillo. E incluso levantarnos los pantalones un poquito y moverlos para sentir el alivio del picor. 
4. Si tenemos el pelo sucio, hacernos una coleta. Nos da una flojera enorme lavarnos el pelo y todo lo que supone eso, así que con absoluta inteligencia decidimos recogernos la mata de pelo con una coleta y quedamos totalmente divinas.
5. Comer algo dulce y después matarnos de hambre. Si nos hemos hinchado a comer algo que no debíamos, después de la hartada decidimos no comer nada. Algo muy listo. 
6. Ésta pasa si tienes hermanas. Tener algo que sabes que a las demás le va a gustar y esconderlo para que la otra no lo vea. 
7. Comparar las tetas. Aunque la naturaleza nos creo sabiamente, somos seres envidiosos y si alguien tiene más pechos que tu obviamente lo vas a comprar. 
8. Mirar quien ha envejecido antes. Obviamente después de pasar un tiempo de ver a alguien, cuando lo rencuentras darte cuenta que esa persona parece más vieja que tú, cuando tú eres mayor que ella. Que delicia. 
9. Que te digan que estás más delgada. Quizás no es verdad, pero te hace sentir tan bien. 
10. Criticar el maquillaje ajeno. Ves a una chica por la calle que va más pintada que una puerta. 
11. Decir: "¡Ay! Se me rompió una uña." Y sentirte la persona más pija del mundo y asquearte acto seguido.
12. Sentir envidia sana porque alguien de tu círculo de confianza ha adelgazado y tu ni un kilo. 
13. Soñar con el "Principe/Medico azul" y terminar con todo lo contrario. 
14. Meterte con tus amigas, pero cuando alguien ajeno a ti lo hace ya odiarlo con toda el alma.
15. Tener esas bragas rotas y viejas para cuando no tienes que salir.
16. Usar de pijama varias parte de chandals viejos. 
17. Ponerte una camisa de tu novio, y sentirte como una diva del sexo. 

Creo que hay más, pero por los momentos tan sólo me acuerdo de éstas. 
Posiblemente te sientas identificada en la mayoría, pero si en otras no... ¿por qué no me dices las tuyas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares