Niña: Capítulo final


¡Hi!
Como dije en el último capítulo ésta historia llegó a su final.
Estoy muy agradecida de que hayas llegado hasta aquí, eso supone que te ha gustado y es un gran apoyo para mi, así sé que puedo seguir escribiendo mis novelas por aquí y serán leídas.
Ya sabes que tengo mi fiebre de abrirme un watpad, pero no estoy segura... todo lo que quiero escribir lo puedo poner aquí ¿no?.
Bueno sin irme por las ramas... ¡llegó el final! ¿Quién lo diría que un sueño daría para tanto? Ojalá todos mis sueños pudieran ser así para darme más ideas...

Sin más... te dejo leer el último capítulo.


Capítulo 8 (final):

Las amenazas de los padres de Layla eran diarias, habían descubierto donde vivían, se mezclaban con sus seres queridos e incluso comenzaban a dar información falsa sobre ellos. Temían que fueran a la ley, ya que ellos la habían “raptado” en términos legales, por lo que decidieron atacar con la misma moneda.
Los cuatro habían quedado en una cafetería, debían hablar, dejar las cosas claras y ante todo salvar el futuro de la pequeña. Enea dejó que fuera Chad quien hablara por ellos, quería ver el mafioso con el que se pensaba casar. Sonrió divertida mientras tocaba su anillo en el dedo.

- La niña se queda con nosotros.- habló Chad tranquilo.- Si no, iremos a la policía… contaremos todo lo que sabemos...- para acompañar sus palabras sacó un sobre con todo la información que había obtenido, algo que los padres de la pequeña comprendieron al momento.- y sabemos que vuestro “experimento” es ilegal, nadie os ha dado las autorizaciones…

Unas horas más adelante los dos seguían en la cafetería, solos y con una extraña sensación en la boca del estómago. Los padres de Layla no habían insistido en recuperarla, fue hablar de policías y empresas legales que sus rostros se volvieron blancos, comenzaron a temblar y a hablar entre ellos. No tardaron en decir que no volverían a molestarlos y en asegurar que no buscarían jamás a la pequeña, todo en cambio de el sobre con la información. Al entregárselo Chad pidió que dejaran que adoptaran a la niña, que ellos le acusarían de abandono infantil y que todo se quedaría en un mal recuerdo. Ellos aceptaron.

Al llegara a casa la pequeña estaba durmiendo, Elizabeth se encontraba fumando en el balcón con aspecto preocupado, cuando llegaron ella comenzó a hacer preguntas pero Enea le juró que más adelante le contaría todo. Ella la miró sin estar muy segura, pero aceptó y se marchó tan rápido como pudo. Cuando los dos se quedaron solos se miraron y por primera vez en casi un año pudieron respirar tranquilos… todo se había acabado. Todo.

Comentarios

  1. Me gusta ese final. Interesante el recurso de personaje con recursos ilegales, usandolos para algo positivo. La pequeña tendrá mejores padres que los biologicos.
    Bien contado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, eso espero... la pobre niña se lo merece.
      Me alegra que te haya gustado.
      un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me ha gustado mucho, aunque con tanto tema ilegal, me esperaba un poco de acción —unos cuántos tiros al menos—, aún así, te ha quedado muy bien.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente podría ponerlo, pero no soy mucho de tiros y explosiones, soy más bien tierna. Me alegra que te haya gustado igualmente.
      Un abrazote

      Eliminar
  3. Que gran final, me gusto que Chad tomó al toro por los cuernos, para salir triunfante al quedarse con la niña. Final feliz, y muy bien logrado el relato.
    Bso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si! Chad, es un papito total y un macho macho... me alegra que te haya gustado el final. Me hace muy feliz.
      Un besote

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Hybrid Child