Parca


Hopo lapa! (Jeringonza)
He de avisarte que... ¡ya estoy mejor! Tanto anímicamente como de la muñeca. Después de desahogarme con E y P estoy más tranquila, más... ¿como decirlo?¿feliz? No sé, a veces hablar ayuda bastante, aunque sólo sea para escucharte a ti misma. Y la muñeca supongo que al descansar toda la noche y toda la mañana, además de hoy, ayuda bastante a que la inflamación baje, aunque también he de agregar que tomarse un ibuprofeno, nolotil y enantyum ayuda bastante. Yep, estoy más drogada que un enfermo terminal... Lo sé, chiste malo y de mal gusto, pero ya que hablo de enfermedades, quiero comentar algo que he estado reflexionando éstos días.

No soy muy fan de éste tema, pero desde que estoy trabajando en la residencia y veo que la gente muere, no me queda más remedio que pensar en ella. En notar que no somos nada, que la vida pasa delante de nuestros ojos y lo único que queda es el recuerdo. Ya llevo unos 8 o 9 abuelos fallecidos en mi residencia y ésto ha hecho que despierte una extraña "sensibilidad" a oler la muerte, a notar cuando alguno va a fallecer y obviamente es por su condición física, pero hay algo más, algo que he descubierto estos días... es el olor. Huelo a muerte, a algo extraño... un aroma agrio y algo fétido. No sé como describirlo, pero es un olor desagradable. Sé que es ése olor porque cuando una viejita estaba apunto de morir toda su habitación olía así, después otra igual... y aún después que se llevaran el cadáver el cuarto seguía impregnado a ese olor... y ahora... vuelve a pasar. Siento como si la Parca estuviera rondando la residencia, esperando a que llegue la hora para llevarse el alma del siguiente.
Realmente no se si ella ya no está con nosotros porque tengo libre, pero... mañana supongo que lo sabré. Es una lástima notar estas cosas, pero son gajes del oficio.

Quizás sólo sea algo subjetivo, no lo sé... pero lo noto. Noto la muerte... ¿y tú, has tenido alguna experiencia así?

Comentarios

  1. ¡Hola! Mira que yo no, pero mi madre sí. Ella es bioquímica y algunos de sus pacientes ya tienen historia con ella que la han seguido a cada uno de sus consultorios médicos u hospitales donde trabajó, por lo que la conocen desde hace 30 años, poco más o poco menos por no cambiar de doctora, pues, algunos le han salido más fieles que perro.

    Y le pasa. Ella de momento dice '¡ay, que se han venido a despedir! Me ha llegado olor a cadaver'. Y es cosa que siente ella nada más, porque puedes compartir la misma habitación y no sentirlo en lo absoluto, pero más tarde quizás alguno le cuente o venga algún familiar a contarle que fulanito de tal pasó a mejor vida. Aunque a veces, llegan otros olores, como a cigarrillos o a un perfume —yo escribí una historia de eso cuando me sucedió a mí XD—.

    A lo mejor sucede, y anda la parca suelta o son las almas que se desprenden momentáneamente del cuerpo. Lo cierto es que sucede de manera inexplicable, así como aquellos que saben que van a morir. Mi abuelo materno se despidió con una semana de anticipación de todos sus conocidos, amigos y familiares porque decía que le había llegado el momento y nadie le creyó hasta que finalmente, pasó que tuvo un infarto y no pudieron revivirlo.

    No sé cómo será todo que parece que la única forma de tenerlo claro es cuando estás al límite entre mundos, hasta eso, es un poco de creer o reventar.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapita, me alegra saber que no soy la única que le han pasado cosas así. Es una sensación rara, pero al mismo tiempo sabes que no te harán nada... es curioso.
      Un besito

      Eliminar
  2. Que emotiva y reflexiva entrada.
    Eso es asi, trabajas en un ambiente donde ella se pasea en la espera de alguien. Eso te hace más susceptible. La muerte es algo inconcebible, no se porque existió, deben haber por supuesto, miles de razones, pero quisiera que no existieran.

    Si he pasado por esa experiencia, y concuerdo contigo, el dolor indescriptible y extraño que se siente al vivirlo, algunas veces no tiene palabras para explicarlo. Recuerdas que te conté que trabaje de voluntaria por unas horas en una de estas residencias? No pude manejar este ambiente, me hacía sentir tan mal, que pasaba llorosa todo el tiempo. Fue impresionante! Me pareces una chica muy valiente, yo no pude seguir.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una entrada que llevaba pensando días. Y menos mal que más gente ha pasado por esto, y sip cuesta mucho explicarlo.
      Normal, no toda la gente está hecha de la pasta para aguantar, pero es vocación después de todo.
      Un besote

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Hybrid Child

Doctor Macizo