Día 18: Juramento

Llevaba unos días algo alejada del portátil y de escribir, algo que se me ha hecho difícil. Quizás es el calor, el trabajo y mi bendito karma que me hace alejarme de lo que me gusta cuando más feliz estoy...
Sigo con el reto y ahora toca escribir algo relacionado con el agua. No sé porque pero quiero seguir escribiendo cosas sobre "Los Piratas del Tiempo", así me animo a terminarla y poder publicarla si hay suerte... en fin, te dejo leer.



Juramento
(Es una adaptación de la escena original del libro. No podré copiarla textualmente porque honestamente no me acuerdo, así que te tendrás que contentar con ésta parte remasterizada al momento)

La noche era oscura, aunque la luna se empeñaba en iluminar el cielo con su leves rayos del luz. A su lado las estrellas titilaban suavemente, acompañando al selene y haciendo que el ambiente gélido, y tenso fuera un poco más agradable para las siete personas que estaban cerca de la fuente. Era un domingo solitario en la Isla, a pesar de que las vacaciones empezaban ese día parecía que las personas habían decidido mantenerse encerradas en casa. Algo que aquellos individuos agradecieron en lo más hondo de su corazón. Todavía no habían pensado cómo dar explicaciones si algún ojo ajeno observaba lo que iba a pasar esa noche...

Juliet saltó de los brazos cálidos y amables de Fausto, para dirigirse a la orilla del lago. Veía la fuente con cierta tristeza, mientras ésta lanzaba con fuerza el chorro de agua en lo alto del cielo. Una brisa fría le revolvió los cabellos avisándola que debía comenzar con la ceremonia. Cuanto antes comenzara, antes se recuperaría y antes acabaría todo lo que iba a pasar, aunque tampoco estaba segura de como ocurriría los acontecimientos. Desde el primer día que los conoció se dejó guiar y confió en ellos, incluso dejó que algo explotara cerca de ella. Rió con amargura cuando las sábanas del hospital se deslizaron por su piel herida y llena de vendas. Sin ayuda de nadie y con lentitud fue quitando gasa por gasa, apósito por apósito y venda por venda, hasta quedar desnuda. Su piel marfileña se reflejaba en las oscuras aguas dando un poco más de luz aquel paisaje sombrío.
Tomo aire y sin esperar orden alguna caminó hasta poner un pie en el agua. Contra toda lógica su extremidad no se hundió en las profundidades. La planta tocaba con convicción la superficie, como si ésta estuviera congelada. Después de comprobar que nada ocurría prosiguió con su marcha. Llegó hasta colocarse delante de la fuente, ésta poco a poco se fue congelado al igual que todo el líquido que estaba cerrado en aquel recinto.
Ella miró desde la lejanía a sus compañeros que al encontrarse con su mirada asintieron y al momento se arrodillaron. Ya todo había comenzado y era la única capaz de terminarlo.
Cerró los ojos mientras estiraba sus brazos y recitaba aquel juramento que tanto daño le haría a ellos y a ella misma. Ya no había marcha atrás. La ceremonia había comenzado.

Comentarios

  1. ¡Oh, me gustó mucho! Mientras más subes de la historia, más me picas con la curiosidad, que me quedé con las dudas del juramento que ella hizo al final.

    También había pensado en un lago para este día xD era eso o el agua de la canilla (?)

    Ánimo con la historia, que a veces cuesta a sentarse y terminar todo, que me pasa seguido a mí XD

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Realmente cada vez que escribo algo sobre mi novela me dan más ganas de escribir,pero claro hasta ponerse...
      Yo creo que era bastante típico buscar algo sobre un lago o una fuente, es que sino ¿donde buscamos algo?
      Cuídate

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares