Reto 52 # 41 al 52: Despertar #2

¡Terminé el reto!
Ya sé que hice trampas, que no lo he hecho durante todo el año y todas las cosas que me he saltado... pero en ningún momento dije que fuera una jugadora limpia, así que en cierto modo no es algo que venga de nuevo. ¿A que no?

Como no aparecerá todos los requisitos no explicaré nada, tan sólo diré que el último reto de el año pasado será la continuación de un relato que hice hace tiempo que me pediste que continuara...

Aquí está la primera parte: DESPERTAR



Despertar
El agua le corría por el cuerpo desnudo, el calor le relajaba los músculos y el ruido del vapor condensarse en el aire le causaba un bienestar tan extraño que prácticamente era como si volviera a estar en coma. Aún nadie le había hecho las típicas preguntas, eran como si esperaran el momento adecuado para intentar hablar con ella de forma seria y en cierto modo lo agradecía, todavía tenía que mentalizarse como sería su futuro si hablaba y como sería si callaba, habían muchas cosas en juego así que hasta que no estuviera del todo segura alargaría más esa bondad extraña de sus familiares.

Su casa seguía igual que siempre, los cuadros, los adornos e incluso los mismos objetos que había usado la noche antes del accidente. Le costaba creer que su marido hubiera dejado todo tal como lo había dejado a ella, quería pensar que lo había hecho para que su presencia aún estuviera con él pero sabía que no había puesto el pie en esa casa desde hacía mucho tiempo,  era obvio porque el polvo y suciedad se acumulaba por todas partes. Volvía a casa después de casi un año en coma y todo parecía igual que cuando tuvo el accidente...
Caminó decidida hasta coger su móvil, lo encendió y llamó a la última persona con la que había estado hablando, al otro lado de la línea habló una voz masculina, agradable y algo extrañada. No costó nada en quedar con él, así que esperó hasta que su marido y sus padres se marcharan para ir a su encuentro.

Sean seguía igual de guapo y canoso que siempre, sonreía con alegría y se notaba más viejo y cansado, pero aún así su figura alta y corpulenta le provocaba las mismas reacciones que antaño. No dudo en acortar distancia y abrazarle, él no se separó tan sólo sonrió y le apretó junto su pecho. Ambos suspiraron al mismo momento y ella comprendió que todo lo que iba a hacer valdría la pena; el divorcio se llevaría acabo, cortaría vínculos con su familia quien la obligaron a casarse con aquel hombre borracho y ausente, y al fin podría estar junto al amor de su vida.
Todo era un cliché, pero después de haber vuelto a la vida... se podría permitir un cliché.

Comentarios

  1. ¡Hola! ¡Qué bonito final ha tenido! Y con Sean que parece que al verse no ha pasado el tiempo que siguen sintiendo lo mismo <3 me encanta, muy tierno.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Tu forma de hacer trampas da buenos resultados.
    Ella se alejará de su odiosa familia y de su indiferente marido. Para estar con alguien, a quien realmente la importa.
    Es cierto, puede permitirse un cliché.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Excelente despertar!
    Un final feliz para tu protagonista, menos mal que Sean no dejo desvanecer sus sentimientos por ella.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muy buen relato, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  5. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!! ¿Cómo estás? espero que bien :DD
    Creo que lo importante es que lo hayas terminado , independiente si fue con pillerias o no, por mi parte me alegra que hayas podido terminarlo.

    Con respecto al texto esta muy interesante me ha encantado, a todo esto no sé si te he dicho pero amo la tipografía de tu blog. Es preciosa!

    Espero puedas pasarte por mi humilde espacio ♥

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegra que te guste el diseño, me costó bastante hacerlo.
      Un besin

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Saga de Amantes Perversos

Búscame

Hacer el amor... poco a poco.