Quererse...

Quizás no puedo afirmar muchas cosas con aplomo, porque después de todo no tengo la verdad absoluta en mis manos. Pero quizás si que hay algo que si podría afirmar, y no es porque sea lista o porque tenga un conocimiento extraordinario, yo diría más bien que me lo ha dado la experiencia... y la observación. 

Muchos de los problemas que pueden tener las personas, son porque no se quieren, o no se saben valorar a si mismos. Se exigen o se desprecian tanto que terminan viéndolo todo negro. También puede ser porque la sociedad ya ha creado un estereotipo de personas que todo el mundo debería cumplir, y si no lo haces... sales del círculo y eres un marginado o un incomprendido... 
Cuando eres adulto (+24) ya lo que digan los demás, te la suele duran un poco (o por lo menos, eso se debería suponer), pero cuando eres pequeño y más adolescente, la opinión pública es lo que más te importa. Lo que digan tus amigos, los amigos de tus amigos, tu novia,tu novio, tu prima,primo...etc y dependiendo de los comentarios que escuches, te afectan más o menos. Al principio intentas que no te haga daño, pero a la larga te termina molestando, y comienzas a cambiar (no por propia voluntad) para que los demás le gustes... y es ahí donde radica el error. 

Tengo una teoría, y es lo que afirmo con aplomo: No debes gustar al mundo entero, te debes guastar a ti mismo. Te tienes que querer, mirarte al espejo y decir "Hmmm me gusta lo que veo". A ver alma de cántaro, tampoco hay que ser vanidoso ni creído... saber que tienes un cuerpo, te gusta tal cual como es y lo aceptas, eso no quiere decir que sepas que debes bajar unos kilos o ponerme más crema o arreglarte más... una cosa no excluye a la otra.

Y lo de quererse a uno mismo, no sólo se aplica al físico en si, si no también a la forma de pensar, actuar o incluso a lo que haces. Si no te gusta lo que haces... ¿Cómo esperas que los demás les guste?

Es muy fácil decirlo, pero a fuerza de repetirtelo y mirarte aprenderás a quererte. Es verdad que importa la opinión pública, incluso cuando eres adulto, pero la gente... ya tiene sus propios asuntos. Nadie se fijará si te has depilado mal las piernas, o si tienes un ojo más caído que el otro... esos pequeños defectos solos los ves tu, y si los resaltas más de lo que es necesario, la gente comenzará a verlos también... 

Muchas veces les comentó a mis amigas "La gente que no me conoce, pensará que me creo la tapa de la botella" y ellas se ríen. Es que no es que me crea el centro del mundo, simplemente me gusto como soy, aprecio cada pequeña cosa que hago, cada detalle... me quiero en todas mis facetas, cada una de ellas... incluso quiero mis pies defectuosos (Insisto, pienso pedir una carta de reclamación a mi señora madre) o a mi falta de orientación crónica.
No soy una mujer perfecta... y tampoco lo quiero ser, pero quiero quererme y que la gente se quiera también.

No es fácil, es como todo... es un camino largo, tedioso y solitario, porque muchas veces oirás cosas desagradables, la gente se burlará de ti o te hará el vacío... pero piensa por un momento qué ésto no lo haces por ellos, si no lo haces por ti.

Saber que no eres perfecto y aun así amarte por lo que eres...es simplemente perfecto.  Y si un día te levantas y odias todo de ti, paciencia... cualquier persona puede tener un día malo, pero no te detengas... sigue delante. Ya verás que algún día irás con el pecho hinchado de orgullo y satisfacción por lo que bien que te sientes contigo mismo.

Posiblemente tengas una conversación así: 

- ¡Me encantan mis piernas!
- En serio... que subidito que te lo tienes.
- Pero es verdad.
- Si...
- ¿Entonces?

Y recuerda: Si no te quieres tú ¿Quién lo hará?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Hybrid Child

Doctor Macizo