¡Exámenes!


¡Terminé los exámenes!
Después de 3 semanas de estudio y exámenes al final todo el esfuerzo ha valido la pena, terminé todo lo que me mantenía al margen de todos mis quehaceres ludicos y que me llenan de satisfacción y orgullo (vease la broma hacia el Rey Juan Carlos)... y entre tanto delirio llegué a la conclusión de una cosa una leyenda urbana que a los estudiantes nos han hecho creer durante décadas...
¡Los exámenes no duran 1 o 2 días! ¡Duran semanas enteras! ¿Cómo? 
Veamos...Tienes los exámenes las primeras semanas de un mes, por lo que debes prepararte con antelación para lo que se te viene encima. 

1º Debes encontrar los apuntes y si no los tienes esperar. 
2º Después organizarte mentalmente de qué deberás primero.

Con éstos dos primeros temas, ya te has tirado una semana más o menos, porque tus amigos no te darán los apuntes enseguida, por lo que tu te volverás histérico y comenzaras a buscar los tuyos y dejarás tu cuarto hecho un asco. 

3º Tienes los apuntes encima de tu mesa, y comienzas a leer.
4º Después de leerlo, al día siguiente comienzas a subrayar.
5º Haces los resumenes. 

Con estos tres pasos siguientes ya te has tirado 2 semanas más...

6º Pones los codos.

Y más o menos estos 6 pasos se repiten una y otra vez, durante semanas.
Por lo que cuando tienes exámenes, no son 1 semana de exámenes, sino un o dos meses.

En conclusión, has estado viviendo engañado toda tu vida. ¿Qué piensas hacer?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares