Recuerdos...

Soy una persona que le cuesta olvidar. No puedo borrar las cosas que me han pasado, tampoco se perdonar tan fácilmente como me gustaría... y jamás olvido a las personas que me han hecho daño.
En cierto modo eso es bastante negativo, porque te vuelve una persona rencorosa, que llevas las cuentas del dolor y sufrimiento que te han hecho sentir, y cuando vuelves a ver a esa persona, no puedes comportarte como se supone que deberías. Me considero una persona muy diplomática, por lo que...haría el esfuerzo y me comportaría como una señorita, aunque por dentro deseé que a ese sujeto le caiga un piano encima. 

Hoy tuve que hacer frente a algo que me costó bastante decidirme; quizás por eso de que soy incapaz de olvidar y lo que iba a hacer, suponía un paso más que olvidar. Significaba borrar. 
He abierto una vieja carpeta con kilos de fotografías, fotografías de hace años, donde todavía era una niña pequeña o cuando mis hermanas aún llevaban paquetes. Años y años de historia, de momentos compartidos... y todo eso almacenado en un pequeño archivador. Cosas que olvidas, pero que se quedan en tu mente y llega un momento que debes volver a abrirlos y decidir que harás con todos esos recuerdos...
Normalmente cuando te haces una foto, o creas un recuerdo no piensas en si en el futuro, te hará daño, y si lo piensas, pues directamente corres el riesgo y disfrutas el momento. Pero hay veces, que jamás te pasa por la cabeza que eso pueda ocurrir, quizás porque tienes fe plenamente en esa persona, o simplemente porque... si. A veces no hay explicaciones para el amor ni para la amistad. El que busca explicaciones realmente...es aquel que no lo ha sentido.  Se puede dar alguna razón por lo que te guste una persona, pero...¿100%? Eso sería mentira.
Es igual que la amistad o con cualquier acto que te haga feliz. No hay  una explicación científica y tampoco una definición correcta, sólo suposiciones o falsas afirmaciones.
Entonces un día todo ocurre, y te ves obligado a tomar decisiones que quizás te arrepientas, quizás no, pero es algo que debes hacer si quieres continuar. Quizás yo lo abandoné, porque tenía la vaga esperanza de que todo se arreglaría, de que habría una pequeña tregua o simplemente se arreglara, sin explicaciones... simplemente con un perdón. Eso no significa que yo vaya a olvidar, o le vaya perdonar... sólo que la guerra fría acabó. Evidentemente nada será lo mismo, pero por lo menos... oír su nombre o saber de aquella persona no te herirá como lo solía hacer antes. 
Quizás soy una ilusa, o simplemente creo en la bondad de las personas... pero quizás ya me cansé. Ya me cansé de depositar parte de mi a esas personas, y que luego... simplemente jueguen conmigo...
Ha pasado tiempo, lo se... ¿pero quien me quita el dolor? Pasar de página se dice rápido, pero cuando esas personas te persiguen y parte de tu vida esta conectada a ellos. ¿Qué haces?
Si, es abrir una herida y meter el dedo... pero ¿Qué más puedo hacer si cada lugar donde voy esta su imagen o los recuerdos? ¿Quién cura un corazón herido que no puede ser sanado? O mejor dicho... ¿Quién se atreve?
Los recuerdos queman dentro, mucho más que el mismo hecho. Y ya decidida que nada iba a cambiar, me vi obligad a abrir aquella carpeta, donde no parecía haber cambiado...

Es difícil olvidar cuando tu corazón se niega a creerlo. Y más cuando sabes con certeza que había una mejor solución... 

Comentarios

  1. Cuando te hacen tanto daño,es normal que te sientas así. Pero por algo tienes buenas amigas a tu lado,como yo :P

    Te quiero peque!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo