Pintando el Dolor

La sociedad nos obliga a tapar nuestros sentimientos con pintura de mala calidad, por lo que cuando pasa el tiempo, aquel color blanco o rojo se termina desprendiendo y aquellos sentimientos ocultos vuelven a aparecer...
Es como curar una herida. Por muchas vendas que le pongas, el interior no se curara, por lo que tendrás que volver a abrir las vendas y curar el interior.
La gente está mal pintada, y estamos obligados a mirar el mundo con ojos que no son nuestros.
¿Cómo llegué a esa conclusión? 

Estoy pintando mi habitación, de dos colores que no son comunes y que tampoco tienen ningún significado para mi. Son dos colores que me gustan y quiero tenerlos en mi pared.
¿Cuáles son? 
Verde y Azul eléctrico. 
Lo sé, son colores demasiado llamativos, que juntos no combinan y además que seguramente "me cansaré" de ellos. Pero me la suda... hablando mal y rápido. 
¿Por qué tiene que gustarle a los demás? ¿Por qué?
Vivimos en una sociedad donde "el qué dirán" es más importante que nuestra propia opinión, que todas nuestras acciones están conectadas con los gustos de los demás. Y eso es feo. 
Y lo peor es que tan sólo son pocas las personas que realmente lo ven. Estoy orgullosa de ser una de esas pocas. 
Digo esto, porque antes yo estaba en la otra parte del mostrador. Miraba raro a las personas que no pensaban como yo, creía que eran ellas las que estaba mal... pero era yo.
Viví mirando un mundo que no era mío, que no era el que yo quería ver... ¡hasta que desperté! Y fue un trabajo duro y largo... y lo peor es que los efectos son a largo plazo. 
Muchos días me despertaba y decía ¿Por qué lo estoy haciendo? ...Mentira, no me despertaba y decía eso. Por regla general me despierto y pienso "Tengo que ir al baño..." Lo siento, soy humana y tengo necesidades biológicas. 
No me voy a poner dramática, ya que mi vida por suerte no es un drama. Tengo mis días tristes y depresivos como todo humano con corazón y sentimientos. Y hoy, no es un día de esos.
Simplemente es un día de reflexión... si, señores...pintar paredes da ese efecto. 

¿Por qué tengo que mirar la vida por otros ojos? Señores, hay que tener personalidad, tener el suficiente valor de vestir de color verde cuando los demás van de negro. Destacar no significa ser malo o extraño, sólo es ser diferente. Todos somos humanos y como tales tenemos derechos...
Actualmente no tenemos derechos mentales, como les digo yo, no podemos pensar y ser como realmente queremos ser. No tenemos que escondernos detrás de una máscara y fingir ser lo que no somos.  Tenemos que vivir de la mejor forma que podemos y queremos.
Claro, ésto no es un permiso para que la gente vaya incendiando parcelas o violando perros...

Hay limites, todo tiene sus límites. Pero no hay que ahogar los deseos. Ojo, deseos propios que no supongan un daño para los demás. Ésto último no quiere decir que vea las cosas con otros ojos. Veo el mundo con mis propios ojos, sintiendo lo que yo siento, por lo que aquí se aplica la famosa frase que lamentablemente hace siglos alguien me robó "No hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti". 

Decirlo es fácil. Decir ¡Quiero cambiar! es tan sencillo como respirar, pero cuesta...mucho.
Hay personas que dicen que "La gente no cambia" y es mentira... si cambia. Lo que pasa que aquel que dice que NO, es el quien no lo ha hecho...
Y yo lo se bien. Antes no cambié por miedo a no ser aceptada, a no ser comprendida, a mirar el mundo con ojos de otra persona, a vestir de negro cuando yo quería vestir de verde. 
Pintando mis heridas con pintura de mala calidad... y seguiría así si no fuera porque un trozo de pintura dura me calló a la cabeza y desperté. 

Pintemos nuestros sentimientos de colores vivos y alegres, pero antes... repara las paredes aún tapadas. 
Para avanzar primero hay que cerrar heridas antiguas, si no lo haces de ese modo seguirás mirando a la gente con otros ojos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo