Pertenecer

Ahora que llegué a mi casa: A España. Me doy cuenta porque ha muchas personas, les cuesta mudarse de un país a otro. Siempre son por motivos de fuerza mayor y que requieren un pensamiento durante años, y cuando estos pensamientos forman una idea, pues se hacen.
Estuve 2 meses en Venezuela y antes de esos, estuve 3 meses. He medido mi carga de aguante.
Desde hace un tiempo se me había planteado la idea de irme a vivir ahí. Empezar una vida distinta y ver como me iba por aquellos lares verdes. A decir verdad, en los últimos 3 años de mi existencia me lo he planteado demasiado. Y no es porque viva mal, donde estoy... sino, simplemente como una opción que siempre voy a tener. Siempre que tenga familia ahí y mi padre me quiera recibir o cualquier otra familia, o que me saque un trabajo y me forre y por ende pueda marcharme. Seguramente si pasa eso, me iré a Japón de viaje por un mes o más. Eso... ya es secundario.
Lo que decía... ahora que estuve ahí y volví. Sí, mis fieles seguidores... ¡He vuelto! He llegado a la conclusión que...
"Pertenecer a un lugar es la diferencia" Uno puede vivir en un país durante años, o incluso nacer ahí, pero si no sientes que "eres" de ahí, jamás estarás cómodo. La diferencia entre aquí y allá es esa, y pertenecer no quiere decir tener familia o algo que acredite que vives o naciste ahí. No es un papel que diga "Menganito de tal, vive, nació y vomito en YUPILAND el día.."
Pertenecer es algo mucho más espiritual, también físico... y quizás algo material.
Llegué aquí y dije "Estoy en casa" aquí donde todo lo que veo me da la bienvenida, me acaricia y me brilla.
Hay cosas que tengo claras, y no es que reniegue de un país o del otro. Simplemente... es que no pertenezco ahí, sino aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo