Ancianos


Ahora que he pasado tiempo con la familia, me he dado cuenta de la frase "El tiempo pasa" y puede sonar un típico cliché de film americano, pero es así. Envejeceremos, nos saldrán canas, arrugas en la piel, no podremos comer según que cosa, se nos caerán los dientes... o no. Uno nunca sabe como será de aquí unos setenta años, pero lo que si es seguro: Envejecemos. ¿Y cuando uno se da cuenta de ello? Yo me di cuenta en estos dos meses...
Si cada día vez una persona, los cambios efectuados en esta no son tan notables, puesto que vives con ellos y se hace algo normal en ella o en él, pero cuando no los vez... los años te caen.
Mis abuelos están más viejos, mi padre también, su mujer, mis tíos y tías, mis primos más grande e incluso hay personas que jamás volveré a ver. El tiempo tiene un fin, nada es eterno y todo puede cambiar.
En cierto modo da miedo, crecer, arrugarse y morir. Pero es algo que debemos afrontar, puesto que es algo de la vida. Todo tiene un motivo, así es mejor pensarlo. Todo pasa por algo, y cuando ese algo terminó su función debe ser eliminado o por su mismo peso cederá y adiós.

Quitando un poco de peso catafistico, vamos a hablar de algo que también me he dado cuenta aquí. Si, he estado rodeado de viejos. No me disgusta, se aprende cosas y son sabios y graciosos.
Y lo que me he dado cuenta es que: Todos los viejos son iguales, y más sin viven en pareja. Se arrugan de la misma forma, en la misma dirección, si se enferman lo hacen juntos y si alguien tiene que morir, el otro le sigue. Lo sé, porque conozco unos ancianos que son idénticos... parece que se envejecen de la misma forma, porque han estado toda su vida juntos.
¿No creen que es bonito?
¡OH L'AMOR!


Comentarios

  1. me ha gustado mucho este post hija. Espero no estar todavía en tu lista de viejitos ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares