Catalan + K3= Yo

Creo que de todas las cosas que he dicho en este blog, jamás he comentado como empezó mi vida como friki o amadora del catalán. Evidentemente pensarán: Cata, que te guste la animación japonesa no tiene nada que ver con que te guste el Catalán. Y claro, en parte es cierto y en parte no. ¿Por qué?
Hace mucho mucho tiempo... cuando aún el hombre no era hombre y yo aun era un trozo de zigoto en el universo...
emmm.... es broma.
Hace 12 años cuando yo llegué a la Isla de la calma era un diminuto ser que desconocía tanto el catalán como el anime. Era una inocente criatura que aun descansaba en su mundo de colores y las expectativas mayores era que iba a comer mañana. Por lo tanto la filosofía propia mía y la locura que me corrompe ocurre unos cuantos años después...
Al tema. La cosa es que yo llego aquí, sin saber que era el catalán, con mi peluche Russ como único amigo y aun teniéndole miedo a la oscuridad. El internet aun no había corrompido mi vida, pero si la tele. Recuerdo el primer canal que vi al llegar, que era el Canal 4. Sí, es canal que creo que ahora ya ni existe. No estoy del todo segura. El punto es que ahí daban dibujitos que a una cría de 8 años le interesaban. Y claro, estaban en el idioma universal y único que en mi cerebro habitaba. El español. O Venezolanish, como gustes llamarlo. La cosa es que comencé el colegio y esa nueva lengua llamada Catalán llegó a mi. No sé como llegó a gustar y ni cómo descubrí ESE canal. "Ese" canal se llama Canal 33 en esa época. ¡Aish! Feliz época ignorante. ¿Dónde quedo mi inocencia? Quien sabe...
Y en ese canal daban series como Doraemon, Bola de Drag, Candy Candy... y claro a una cría de 10 años le interesa. En ese momento de mi existencia ya se veía los tiros por donde iban. Hasta que llego AQUEL día:
"Era yo una pueril niña, mirando algo en la tele cuando escucho la voz angelical de mi hermano llamándome y informándome que en un canal hay una serie interesante. Frágil y inocente de mi me acerco y..." El resto de la historia te lo puedes imaginar.
La serie era Fushigi Yugi, el joc misterios. Y en ese momento el catalán entro en mi vida por vía sanguínea, visual, oral y cutánea. Me pasaba las 24h del día pegada a la tele. No sé como no se me puso la cabeza cuadrada. Es un gran misterio de la biología Catalinesca.
La cosa es que cuando vi esa serie el Canal 33 había cambiado de nombre a K3. Y ese canal SI que era bueno. Muy bueno. Daban serías muy interesantes para las edades de 1- 54 años. Y ahí comencé mi etapa animada y catalanizada. Creo que gracias a ese canal habló mucho más catalán que mi hermano y mi madre.
Y ahora os estaréis preguntando ¿Y esta biblia a que viene? Y yo contestaré que no tengo ni idea. Puede ser porque este cansada de estudiar griego o por la causa más probable que me he puesto a ver la dicha serie en el youtube en catalán y eso mueve a la memoria...
Pero el punto es gracias a ese canal puede progresar en mi habla y en mi forma de ser. A lo mejor si me hubiera pasado al Antena 3 ahora estaría fumando porros y saliendo por la calle.... bueno eso no se sabe. ¿No?

Comentarios

  1. y claro, catalán y catalina... cuestión de tiempo!

    ResponderEliminar
  2. eyy, acabo de leer el post, y esta bien la historia en la k te empezo a gustar el catalán... em sembla que et fara gracia que algú t'escrigui en l'idioma que tant t'agrada. M'alegro que t'agradi, quant més gent par-li català, més viura aquest idioma ^^

    ResponderEliminar
  3. Ohh! Si, la veritat es que hi ha molt poca gent que aprecia el Català. No en tec perquè no volen parlar-lo si es un idioma tan bonic.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares