Tokyo Blues

Sí, están en lo cierto voy a hacer un poco de publicidad. El título y la imagen. ¡Ya está! Esa es todo lo que va haber ahí. ¿A que es diver? Totalmente.

Bien después de ser una buena persona, empecemos con lo importante ¿si?. Después de un año conmigo habréis adivinado que me gusta leer, criticar y volver a repetirlo una y otra vez. Tanto es este afán que cada vez que un libro me llama la atención, termino comentándolo aquí y burlándome un poco i/o animando a la gente que lo lea. ¿No es cierto? Bueno, ayer me terminé el libro que hace publicidad mi blog (es evidente ¿no?). Y decidí comentar algo que me cautivó totalmente. En otros post como "Palabras I y II" o "No es por criticar Vr. 1.220" hice referencias en como algunos escritores escriben sobre el sexo. Por lo general suavizan absolutamente todo, como el coito, la eyaculación o la penetración. Y podría seguir y seguir...
También hay otros escritores que dice "Hicieron el amor" como Pablo Benedetti en La tregua y... no recuerdo otro que haya sido tan explícito como este. ¡Pero señores y señoras!¡Hay uno que lo supera un millón de veces!¡Sí! ¡Tokyo Blues de Haruki Murakami. Este escritor japonés en su obra ha logrado que la boca se me abriera. Literalmente hablando.
Este hombre escribió el libro que más contenido sexual tiene y explícito. No se anda con rodeos como Arthur Golden en Memorías de una Geisha (La cueva y la anguila). Pero ojo, no fue en plan lascivo o erótico como Besos locos de Tara Janzes ( " y cuando lo chupó, ella se corrió sin límites" pag 244 para los interesados) o Rozas Azules de Joyce Selznic ( No voy a abrir ese libro, sólo diré que hay trios) y al igual que muchas novelas románticas rosas. Pero queridos lectores Tokyo Blues está escrito con un encanto por si solo, tiene escenas muy eróticas y muy explicidas por ejemplo: Le besé por todo el cuerpo y recorrí con la lengua sus arrugas. Envolví con mis manos sus pechos lisos de adolescente, mordisqueé suavemente sus pezones, puse un dedo en su vagina, cálida y húmeda,que empecé a mover despacio (pag 377).
Como ven una escena erótica, con palabras que en cualquier libro no sale y no es vulgar. Cada uno puede tener su punto de vista. Pero el libro esta lleno de escenas así con palabras como: Y eyaculé dentro de ella, o me hizo la mejor felación de toda mi vida... y en ningún momento me resultó incómodo leerlo.
De verdad es un libro que merece la pena leerlo, tomar ejempló y no tener tanto miedo en pronunciar palabras tabú como esas. Ya hay muchas cosas prohibidas en esta vida para preocuparnos por el sexo.

PD: Aquí les dejo la parte de atrás del libro.

Mientras aterriza en un aeropuerto europeo, Toru Watanabe escucha una vieja canción de los Beatles que le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de los años sesenta. Recuerda entonces con melancolía a la misteriosa Naoko, la novia de su mejor amigo de la adolescencia. El suicidio de éste les distanció durante un año, hasta que se reencontraron e iniciaron una relación intimia. Sin embargo, la aparición de otra mujer en su vida lleva a Toru a experimentar el deslumbramiento y el desengaño allí donde todo debería cobrar sentido: el sexo,el amor y la muerte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo