La hija del curandero

¡Que mala enferma que soy!
Desde luego llevo unas semanas horribles; comencé con un poco de dolor de cabeza, para continuar con tos, dolor de garganta y ahora tengo el oído tapado por lo que... estoy hecha una mierda.

Un lado de estar medio choff es que me pongo al día con cosas que tenía pendiente, y una de esas era éste maravilloso libro que me habían dicho que era sensacional, y honestamente valió la pena leerlo.

Argumento: Ruth es hija de una mujer algo apagada, triste y con muchos fantasmas interiores, aunque éstos tenían sus motivos nunca antes a ella le había importado, hasta que su madre comenzó a comportarse de manera extraña y no tuvo más remedio que acudir a los vagos recuerdos de su madre.

He de confesar que me costó bastante leerlo, no es nada fácil porque es muy espeso, va lento y cambia de tiempo de un momento a otro, aunque al menos éstos cambios temporales están marcados por títulos y capítulos, al menos es más fácil de seguir el hilo.
La narración es buena, algo espesa y lenta para mi gusto pero tan bien contada que puedes vivir a ello, porque después de todo la historia te rapta. Quizás el uso excesivo de descripciones y muchos personajes que son importantes que no llegan a definir bien, hace que sea complicado de seguir el grado de parentesco, pero bueno los personajes principales se entienden por lo que está bastante bien.
La historia se divide en casi tres partes que se van juntando y entrelazando de manera tan natural que pronto todo va teniendo sentido. Tengo que decir que se me aguaron los ojos en más que un momento y hubo citas muy bonitas

En general es una lectura bastante cruda y cruel, porque entra la guerra, pobreza, la crueldad de la realidad y te dejan ver una cultura diferente a la de uno, por lo que aprendes mucho más que en una clase de historia. Vamos si tienes tiempo de leer, ganas y energías para meterte en una lectura profunda éste es tu libro, si no... pues será mejor que busques otra cosa.

Y la puntuación es de...

Comentarios


  1. Que por lo que cuentas, me parece que estas cazando un resfriado. Creo que, en esas ando yo. El frío está preparándose para atacarnos sin benevolencia.

    Que interesante resena.
    La verdad los libros extensos no me agradan mucho, a menos que me atrapen con la lectura y no cuelguen en el aburrimiento. Pero déjame decirte que, al decir que es una lectura bastante cruda y cruel, disparastes justo a la insolente curiosidad mia. Gracias por compartir, me lo llevo anotado.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que si? Es una lectura cruda y cruel, pero bueno en cierto modo así es la vida... ¿no? Si lo lees, ya me dirás que te pareció.
      Pues si, el invierno se acerca...
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Holi~, que mal suena lo que cuentas de tu salud, este último invierno casi que me lo pase enferma y ahora con los calores, creo que tampoco me salvaré. Ayer andaba bastante mal por el calor, no quiero saber lo que será el verano. Mientras, espero que te mejores y no vayan para peor esos síntomas y, como siempre recomiendo, un buen té con limón y miel, mas sopa de pollo, vendrían bien para la garganta~.

    Acerca de la novela que compartes, no me ha terminado de convencer por lo de ser espesa, pero me da curiosidad por todo lo demás que cuentas. Por el momento no creo leerlo, pero tal vez más adelante lo haga. Gracias por compartir~.

    Que tengas una genial semana.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa! Por suerte ahora estoy mejor, así que... eso si, tome sopita y me sentó de maravilla.
      La novela no es de las mejores que me he leído, pero bueno.. para pasar el rato esta bien.
      Un besote

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Es normal, estando en un hospital...¿como no estarlo?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares