Instintos

Boda, Familia, Trabajo e Independencia. 
Son cuatro palabras que parece que el cerebro humano no puede procesar en un mismo pensamiento.
Por lo menos en la mente del hombre antiguo y por desgracia, actualmente en la mente de todos. 

Soy mujer; quiero trabajar, quiero tener una familia y quiero mi independencia. 
Puede sonar raro que una chica tan joven como yo, tenga las cosas claras. Pero es una realidad.
El otro día un camarero me dijo: "Eres joven y tienes claro lo que quieres. Impresionante". He de decir que el camarero es amigo, por ese motivo me dijo eso, en grado de amistad.

Esas cuatro palabras que son imposibles de juntar en un mismo pensamiento, están tan entrelazadas unas con otras que parece absurdo no querer admitirlo.
Si eres independiente puedes hacer todo lo que quieras, pero si formas una familia, la independencia no puede ser, porque los demás dependerán de ti. Luego si quieres casarte necesitas dinero, por lo que tienes que conseguir trabajo, por lo que estarás dependiendo de otra persona y así sucesivamente...
Son en esos momentos que el cerebro humano colapsa y dice "Puedo vivir sin..." Y yo me quejo... ¿Por qué? Es verdad que todo conlleva un sacrificio, pero la vida sin sacrificio no es nada... es aburrida y triste. 

Yo quiero ser madre. Lo tengo tan claro que duele. Pero por ese simple hecho, no pienso renunciar a todos mis otros deseos...
Quizás sea por mi condición de mujer, que quiero luchar, que quiero formar una familia y demostrar al mundo entero que se puede ser una madre, trabajadora y soñadora al mismo tiempo.
Que no por ser mujer estoy privada de según que cosas, y tener según que instintos básicos me priven de seguir mis sueños.

Encontré una página de internet que decía que el Instinto Maternal está definido por la sociedad en que vivimos, una sociedad dónde todo lo material domina y el consumismo es lo primero que importa, y no el cuidado del bebé. 
Tengo amigas que ni locas quieren ser madres, quizás el instinto maternal no le ha despertado, quizás nunca le despierte... pero yo estoy segura de una cosa.
Cuando un Instinto Primitivo como ése golpea de verdad, dudo que sea por la sociedad o por como nos han criado... yo creo que es algo mucho más profundo e inntangible. 

El Instinto Maternal no se puede definir con palabras, más bien es algo personal y único 
¿No creen?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares