Cariñoso y Mimoso

¿Cuál es la diferencia entre ser Mimoso y ser Cariñoso? ¡Yo! Vuestra ama y señora, lo he descubierto, tras largas horas de estudios, largas noches en velas y siglos de abstinencia... es broma, el otro día tuve una iluminación... je je je.

Tengo dos hermanas, como todo el mundo sabe, y si no lo sabían... pues ahora ya si. Resulta que con una me llevo 10 años de diferencia y con la otra 13... por lo que el cariño que ambas me tienen es diferente, y tras analizar el carácter de cada una, he logrado descubrir cual es la diferencia...
Para mantener el anonimato de mis pequeños mocos verdes, hablaremos de ellas en clave.

A y B . Así sabemos de quien hablamos cada una ¿vale?

Tengo a A, que tiene 11 años. Está en la pre-adolescencia, con todos sus cambios hormonales, descubriendo el poder de decir "mayor" y el punto más importante... ¡El instituto! ¡Oh! un gran acontecimiento para el pueblo menor... aunque como yo no tuve que cambiar de cole al hacer la secundaria, realmente ésta etapa la desconozco, pero como soy una gran dotada de imaginación... me puedo hacer a la idea de la sensación, además... viviendo con A, puede saberlo TODO. Si... niños maleantes... ¡lo sé todo! Y lo que no... ¡también! 

Tengo a B, que tiene los dulce y terrible 9 años. Está en la pre-infancia. Sigue siendo una niña pequeña, pero comienza a ser un poco más persona que antes, por lo que contesta, se pone irritable y demás asuntos que toca a esa infernal edad. Aun sigue en el colegio y quiere los mismo privilegios de A, pero aún es demasiado infantil para según que cosas...


Ahora que tenemos el perfil de mis dos mocos verdes comencemos.

B, es de naturaleza cariñosa. Te abraza, te da besitos, quiere estar contigo y cualquier plan que signifique pasar un tiempo contigo, es totalmente bienvenido. Tiene sus momentitos ariscos como todo ser humano, pero es un solete. Amor para dar y compartir. Es amable, tierna y dispuesta a cualquier cosa para estar contigo.
A, es de naturaleza arisca. Quiere su intimidad, su mundo, sus cositas a parte, le gusta estar sola e ir a su bola. Los planes tienen que beneficiarle a ella, hay que hacer las cosas a su manera sino, nadie puede ser feliz...Ayuda, coopera pero siempre con el ceño fruncido. No es el encanto de niña como B, pero es un amor también.

Luego, A no condición cariñosa. B, es el cariño en persona. Entonces... ¿Cuál es la diferencia? 
Las personas de condición cariñosa, lo son las 24 horas del día, los 12 meses del año y los 364 días. 
Las personas mimosas... NO. Tienen sus chutes de amor (como les digo yo) que pueden duran como mucho 1 día entero. Hay sus excepciones que duran 2 días... pero a la mitad del siguiente ya vuelven a su estado pasivo.
Cuando una personas con chute de mimosa ataca, parece que ocurrirá una catástrofe, porque... te viene, te abraza, te besa, se te engancha y no para de estar a tu lado en todo el día... 
Es algo extraño, y por eso precisamente no hay que perder ninguna oportunidad.

Evidentemente, esto cambia según en cada tipo de persona, pero siempre sigue ese mismo patrón. También depende de la edad y momento de su vida que se encuentre el afectado... ¡todo depende!

Recuerden, no soy ninguna estudiosa sobre la materia y tampoco soy una sexagenaria que todo lo sabe. Esto es tan sólo cosas que me pasan por la cabeza en mis momentos de aburrimiento absoluto. Así que... relax. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares