ADN

Después de tantas quejas vuelvo a escribir sobre mi viaje. Tengo que decir que en un pueblo no hay mucho que contar, pero no voy a hablar del pueblo. Si no de los génes.
Como bien saben ando con mi padre y Giselle (su mujer) y claro, después de mucho tiempo de no haber convivido con el no me puedo acordar de su caracter, pero ahora si.
Ya me decían desde siempre que físicamente me parecía mucho a el, pero mentalmente o de caracter lo desconocía. Claro sabía que se enfadaba con facilidad o le gustaba todo perfecto. Vamos lo básico... pero ¿Cuanto me paresco a el? Bufff... somo dos gotas de agua. Simplemente que yo llevo pelo largo y soy mujer... en fin.
Tiene poca pasiencia, es muy buena gente, se enfada por poca cosa y tiene un gran corazón.
Yo, tengo poca pasiencia, soy buena gente y me enfado por poca cosa y claro tengo un gran corazón. En fin, somos dos gotas de agua, pero el se desespera con mucha facilidad. Le he dicho que le haré clase de yoga. ¡YO seré su profesora!
Por otra parte, estar en un pueblo tiene sus preferencias, puedo estar todo el dia metida en el cuarto y no es necesario que salga. La verdad vivo muy bien, no me puedo quejar.
Sin más cuando tenga algo importante que comentar estaré por aqui...

Comentarios

  1. Umm enserio que tienes poca paciencia? =O y yo que e intentado varía veces sacarte de tus casilla y nunca lo e conseguido Y_Y

    Tendré que practicar un poco mas aver si consigo ver tu parte diabólica =P

    Y ya me gustaría verte dando clases de yoga con lo divertido k tiene ser verte ^^

    Venga cuidate mucho y que te vaya todo lindo y andaré esperando de tus aventurillas =P

    Deww ;)

    ResponderEliminar
  2. Este post me ha sabido a poco... queja formal. Queremos saber qué haces en todo el día!!! ¿Lees, pues qué lees?, ¿Comes, pues qué comes?... y así. Dónde está la escritora?? Que nos la devuelvan!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares