Egoísmo escondido


Hola mis queridas personas. Hoy vamos a hablar del egoísmo ¿Qué os parece? A mi bastante bien la verdad. Pues comencemos con el tema.
Hay varios tipos de egoísmo como todos conocemos, hay personas que se les nota demasiado y otras que no. También el egoísmo va con el carácter que tenga una persona, supongamos que hay una persona sumamente egocéntrica, eso fortalecerá a su egoísmo (no tiene por qué, pero la mayoría de veces sí), u otras que aparentan ser muy humildes pero en la mínima se aprovechan de la oportunidad; o también los chupacámaras. Son muy egoístas, sólo quieren que les graben a ellos. ¡Eso es muy cruel!
Bueno, el tema es que cada uno tiene un poco de egoísta. Todo el mundo lo tiene, hasta las personas que menos lo aparentan. Por ejemplo, yo soy una persona egoísta ¿Qué? ¿No se lo creen? Pues si, lo soy y bastante. Lo que pasa que tengo un egoísmo escondido (he ahí el título).
Es uno que aún los científicos no admiten, y como se niegan a aceptarlo pues pasan de largo. ¿Por qué? Pues porque a simple vista no se puede reprochar, ni siquiera se puede afirmar, porque no hay pruebas que lo demuestren. Pero la persona en cuestión lo sabe perfectamente, no se siente culpable porque desde el punto de vista externo parece que se esta esforzando por los otros. ¿Qué que no entienden nada? A ver como se los explico...
Imagínense una familia de cuatro personas, el papá, la mamá y los dos hermanos. Uno se llamará Juan y el otro Marcos. El segundo será el prota de nuestra historia.
Resulta que han decidido poner una lista con los deberes domésticos: Juan limpia los baños y los cuartos y Marcos cocina, friega y barre. A la madre y al padre le parece que están sobrecargando a Marcos, pero a este no le importa. Desde el punto de vista de los padres puede parecer que lo esta haciendo por cumplir, pero en el fondo Marcos sabe por qué lo hace.
Lo hace por el mismo, para que todo este como el quiere y así nadie se podrá quejar... todo en orden y una vida más calmada... ¿Comprenden? Es egoísmo porque uno quiere que todo este como uno quiere, y si no es así pues la cosa no va bien. Por eso es un egoísmo escondido, porque nadie se da cuenta, no hay pruebas ya que el carácter de la persona no es tal cual como se supone que debe ser un egoísta. Ya saben familia... ¡soy egoísta!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares