Más años

No tengo el recuerdo de "Querer ser mayor". 
Nunca fui una niña demasiado ansiosa en crecer (...y mira como estoy ahora) y la edad nunca supuso un problema para mi. El cumpleaños tan sólo era una excusa para recibir regalos, hacer una fiesta y divertirme con mis amigos.
Por lo menos ese era mi pensamiento hasta que llegué a los 18... 
A los 18 se supone que toda persona cierra un capítulo de su libro, que comienza la gran diferencia y comienzan los "Deberías...". En ese momento, mi pensamiento sobre el cumpleaños se comenzó a distorsionar, y sobre todo en el mal sentido...
En un abrir y cerrar de ojos tuve 19, luego 20... y así el soldadito y el patito. Cuando me quise dar cuenta; mis amigas se habían graduado, tenían pareja, coche, un pensamiento de futuro... y yo me veía en el mismo lugar dónde estaba con 18. La ansiedad y la presión de el "debería" comenzó a angustiarme.
Siempre he dicho que cada persona ha de ir a su ritmo, pero la sociedad no te deja tomarte tu tiempo para hacer las cosas. Llegas a una edad y se supone que has tenido que hacer un montón de cosas, y si no lo haces está mal...
Pasa lo mismo con el sexo, novio, coche y demás temas. ¿Por qué debo hacer todo, como los demás? Me molesta que me hagan sentirme mal por no hacer las cosas que se "supone" que debería hacer por mi edad. 
Honestamente ¿a quien le importa? A mi me importa que no me dejen respirar, que me metan prisa cuando todo llegará a su tiempo.

Ayer cumplí 24 años, y se supone que debería terminar la carrera, comprarme un coche, casarme y plantearme una hipoteca... No sé, por los momentos la primera la cumpliré. Las otras dos ya me tomaré mi tiempo...
Ya cuando llegue a los 25 no sé que haré. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo