Ansiedad ¡Puff!

Siempre he creído que el cuerpo, las emociones y el cerebro va todo ligado. Que si algo de éstos falla, poco a poco los demás se van desplomando y por último quedas siendo una maza uniforme en el suelo. Cuando éstas en esa etapa que no encuentras forma ni molde, comienzas a interesarte en saber cómo volver a unir aquello que durante años la gente ha querido separar.
Algunas mujeres dicen (para poner un ejemplo) que el dolor menstrual es algo psicológico. Otras personas dicen que la depresión es una mentira, que es un grito de atención y otros tantos, comentan que la gente se suicida porque son personas vacías. 
Yo no soy psicologa, no puedo decir si lo que dicen es verdad o es mentira, tampoco puedo decir que lo que esas personas sienten es así como ellos lo comentan, pero me puedo hacer una idea de lo doloroso que puede llegar a ser.
Como he dicho antes todo va ligado: Estás nerviosa por una entrevista de trabajo, te entra la diarrea. Tienes exámenes, te entra por comer. Te has peleado con tu pareja, el libido brilla por su ausencia. Estás agobiado, te duele la cabeza... todo está conectado.
Hay una carga emocional y otra física. En definitiva, te guste o no todo está conectado.

He estado leyéndome, informándome y buscando formas para controlar el cerebro, los pensamientos y los sentimientos, que son los culpables que toda la conexión entre los otros elementos comiencen a fallar. Navegando y navegando me di cuenta que...el internet es increíble. Todo está al abasto y puedes informarte de todo aquello que necesites. Es verdad que uno nunca puede estar seguro de lo que lee, pero si que te ayuda bastante, porque te das cuenta que no eres el único simio en el mundo que siente lo mismo que tu.
He averiguado que la ansiedad es un trastorno que muchas personas padecen, pero que en diferente maneras jode más o jode menos... cuando jode mucho te das cuenta que tu vida ha de cambiar...¿Y como cambias?
Una página me emocionó desde lo más hondo de mi ser, gente que estaba en situación parecida de la mía y que ha encontrado la luz dentro de ese túnel tan largo y oscuro y fue: 
- Llena tu vida de emociones. Haz cosas que te hagan sentir nuevas sensaciones, emociones. En pocas palabras, crea recuerdos.
- Cambia la forma de ver las cosas. Ser optimistas.
-  Haz deporte y ponte un horario. Ten una rutina.
- Cada vez que una imagen desagradable, un pensamiento o te sientas ahogado, simplemente respira y deja que te llene. Es algo horrible, pero cuando pasas el mal momento, luego te sientes mejor, porque después de todo solo son pensamientos. 

Y así irás mejorando poco a poco tu vida. En mis propósitos de año nuevo, pienso hacer una larga lista de éstas cosas... ahora maquinaré como lo escribiré y el próximo post ya lo leerás. 
Así que por los momentos, tan sólo haz una cosa: Respira. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo