Crónica de una dieta

Llevo 2 meses de dieta, y he perdido 7 kilos (+1 kilo por regla) y puedo decir con total convencimiento que... ¡me siento bien!
Desde que estoy reduciendo mi perímetro abdominal, me he notado mucho mejor, más sana, más ligera y más atractiva, aunque todo esto que he ganado no quiere decir que no lo sintiera antes... simplemente ahora estoy convencida del todo de ello.

Di mi opinión sobre las dietas en el otro post, y lo que pensaba sobre ésta (Aquí <--- enlace.), pero hoy quiero ir un poco más ligera... no hablar sobre lo estricto o lo bueno, simplemente de como ha cambiado mi mentalidad al hacerla...



Las primeras semanas la dieta era sumamente estricta, por lo que yo debía ser el doble de estricta. No podía permitirme nada de pan, azúcar o harina. Cosas ricas. Por lo que me suprimí mis buenos desayunos, para comer sólo un té o un café sólo. El primero me duró tres o cuatro días, el segundo me ha durado más. Cuando comencé a perder los kilitos, agregue la leche al café, porque mi cerebro no opera sin mi dosis de café. El té esta bueno, y todo lo que tu quieras... pero ¡no me quites el café!
Después de superar medio mes estricto, pude agregar comer algo de chocolate, pero sólo el negro. Nada más y nada menos. Mi vida se endulzó un poco más. Y después de unas semanas más... pude comer harina integral... la felicidad llegó a mi.

Llegué a mi propósito (- 7 kilos) y las piernas me temblaron un poco, así que me descuidé un poco. ¿Qué significa descuidarse? Tome pasta, vino, chocolate...etc cosas que para la dieta está prohibida, y unos días después lo acabé lamentando, subí 2 kilos más. Lloré mucho... pero bueno, sabía que si quería podía...Volví a la carga y perdí un kilo más, el otro todavía ahora lo sigo arrastrando... pero voy poco a poco.

Mi mentalidad ha cambiado porque ahora puedo comer sano, de todo y tener en cuenta de que es fácil perder unos kilos si estás totalmente convencida y sabes que puedes hacerlos. Diría que el mayor miedo de todas las personas que luchamos por perder las lorzas de más, es que dejemos de comer o suframos y sigamos igual de moby dick que antes... algo que puedo comprender. Pero cuando encuentras tu dieta o tu fórmula, es tan sólo ponerse...un poco de fuerza de voluntad, una oreja que te escuche quejarse...¡y deporte! Siempre siempre deporte.

Ahora toca las cosas malas, mis amigas me decían "Cata, no ve vayas a obsesionar/ No te peses cada día" y realmente no creo que esté obsesionada. Me quejo cuando como más de la cuenta, pero no porque me sienta mal psicologicamente, sino porque mi propio estómago se queja... Al reducir tanto la comida y suprimir la azúcar, cada vez que como algo así termino con dolor de barriga. No es algo agradable, pero al mismo tiempo mi cuerpo me dice "Quieta parada, así no estás bien..." y cuando vuelvo a comer bien...que gusto.
Actualmente sigo haciendo la dieta, pero no me privo de nada. Los tres kilos que quiero perder de más, simplemente es por curiosidad... como sé que puedo llegar... ¿Por qué no intentarlo?
No pretendo ser una modelo de hueso y carne, tan sólo quiero verme aún mejor.

Realmente pienso que cuando encuentras aquel motor que te empuja a realizar el cambio, todo lo demás es perseverancia y buenos compañeros que te animen a seguir adelante.

Comentarios

  1. Ya te dije que una dieta así no es tan fácil,pero vale mucho la pena y lleg aun momento en el que dejas de obsesionarte y tu cerebro se adapta a las nuevas comidas. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo