Ratitismo

Ratitismo o Rata, síndrome sufrido por las personas que son unos egoístas y agarrados. Ni prestan ni dejan.


¡Yo sufro Ratitismo! No sufran, pero del leve. 
Es una enfermedad común, que se ha expandido por todos los lugares del mundo, atacando a niños y adultos, dejando grandes mellas en la vida del enfermo y por desgracia de los que le rodean. No se preocupen, no es contagioso.


Síntomas: No prestas. No dejas. No regalas. No compras. No vas al Banco. 
Causas: No se ha encontrado ninguna.
Tratamiento: Imposible. 


Ahora señores y señoras, después de haber explicado un poco de que trata este terrible mal, comenzaré a especificar los tipos de Ratitismos que hay.


Tipo A: Rata extremo. Éste sujeto que padece el tipo A, por regla general miente diciendo que no lleva nada encima, aunque realmente lleve la cartera rebosante de dinero. No presta ni regala. El dinero es tema tabú. El sujeto jamás pide prestado, al igual que jamás da. 
Las únicas veces que podemos ver a un Rata Extremo regalar algo, es porque puede conseguir algo a cambio. Sólo si ese algo es material. 
No son sentimentales.  No sirven los ojitos de cordero.


Tipo B: Rata meridiano. Éste sujeto que padece el tipo B, puede prestar y comprar, pero bajo unas medidas puramente obligadas. Si puede evitar gastar, lo hará. Es el que le pides algo, te pone mala cara pero al final te suelta aquello que has pedido.
A pesar de que prestar y regalan, son demasiado agarrados por lo que en cualquier momento te recordaran que le debes dinero o que le has regalado algo.
La frase que más le gusta es "Intercambio equivalente o superior, mínimo no existe"
Tiene un tope para prestar o regalar, como mucho un préstamo al mes.
Recuerden: Sólo presta por obligación, jamás por placer.
Tiene sentimientos, pero no cuela los ojitos.


Tipo C: Rata falso. Éste sujeto que padece el tipo C, es la típica persona que se hace de rogar para que suelte el dinero. Su única intención es demostrar que tiene el dinero que los otros no tienen, pero presta después que hayan colmado totalmente su ego.
Presta, pero no te va a pedir que le devuelvas el dinero, a menos que sea una cantidad extrema. 
Éste prototipo por regla general tiene mucho dinero, tanto que prestar 20 euros no le resulta para nada doloroso. 


Por desgracia al padecer ratitismo puedes terminar contagiándote con otras enfermedades, como por ejemplo el: Materealitis. 
Pero... esa ya es otra enfermedad.


¿Qué tipo de Rata eres tu? Claro, si lo eres. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo