Cambiar el Mundo

¿Nunca te has levantado un día por la mañana, y no te ha gustado lo que vez? Yo si, continuamente.
Veo una sociedad podrida...
Veo gente falsa...
Veo hipócritas cantando maravillas...
Veo gente que muere...
Veo que el país se está muriendo...
Y la sociedad marchitando. 
Quiero cambiar el mundo. Quiero un futuro mejor para mis hijos. Quiero que mi madre y su marido puedan vivir en una casita con un pozo y que disfruten de su vejes juntos.
Pero yo sola no puedo hacer nada. Soy una simple joven, como tantas en el mundo, que tampoco le agrada lo que ve, que quiere que el mundo cambie... pero sólo una voz no puede hacer nada.
No intento juntar a un grupo de ciudadanos descontentos y ir a tirarle tomates al parlamento. Eso no funcionara, tan sólo abrirán una carpeta a mi expediente y me llamaran con el apodo de "La chica del tomate". Si pasara no me importaría.
Pero eso no es lo que pretendo. Yo no soy SuperWoman, ni CatWoman... ni si quiera soy la princesa Leya o Hermion. Tampoco tengo superpoderes y una mente brillante.
Simplemente soy una persona más, que no le gusta lo que ve. Que se queja pero nadie le escucha. Soy una más. Soy una indignada más, pero no activa. No peleo, no grito. Porque nada sirve. Tan sólo nos golpean, nos tiran tomates y nos llenan la cabeza con promesas vacías. Nada sirve... 
¿Por qué?
El otro día repasando la Historia del mundo me di cuenta de algo: Siempre que el mundo tenía una crisis, aparecía una mente brillante, alguien que comenzaba siendo una persona más, alguien descontento y gracias al cielo, con una mente superbrillante y las ideas bien claras. Tengo las ideas claras, pero todavía son tan inmaduras como yo. A penas soy una flor que acaba de salir del capullo. Soy un semi huevo frito. Tengo que cocinarme más. Esa persona ayudó al mundo. Hizo que lucháramos y saliéramos del bache.
Personas importantes: Marx, El Che, Einstein, Socrates... podría seguir nombrando, pero no me salen más nombres.
Esas personas eran iguales que nosotros, gente descontenta con lo que veía. Que quería cambiar el mundo y en parte lo consiguió. 
Quizás lo que necesitemos ahora es alguien así, alguien que nos ilumine y que nos ayude a seguir adelante. Se que no soy esa persona, y tampoco quiero serlo.
Me gusta hablar mucho, pero tan sólo se quedan ahí, en palabras.

Quizás las palabras se las lleve el viento, pero siguen resonando como un eco en nuestras cabezas. No voy a cambiar el mundo en éste post. Tampoco he sonado muy erudita y tampoco lo pretendía. Simplemente habló, comento y quizás, por algún lugar del planeta... un erudito se para a leer ésto y se ánima a seguir adelante.
Quien sabe... ¿no?

Comentarios

  1. Hay muchas mas personas de las que nombraste no son solo 5 personas sino, 100 famosos por lo menos, mujeres y hombres y en el mundo somos unos millones los que lo intentamos. Me alegro esta entrada saber que no soy la única. Todos tenemos que dar un paso adelante. No encuentro el boton de hacerme seguidora si no lo haría :D .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo