21

Cuanto más vieja te vas haciendo, muchas cosas importantes en tu pasado dejan de tener importancia. Por ejemplo: El cumpleaños. Desde pequeño uno siempre espera ese día donde te haces un año más viejo, donde te llenan de regalos y eres el rey o la reina. Donde te puedes comportar como un egoísta, un día donde tú tienes la palabra, el derecho y puedes ordenar, y nadie absolutamente nadie te puede decir que NO. 
El NO, no existe en tu cumpleaños.
Hoy 15 de Enero del 2012, es mi día del SI. Hoy nadie me puede decir NO, todos me deben amar y esperar a que yo les ame. Me deben ahogar en regalos y cariño... hasta que sea el 16, que ese SI le pertenecerá a esa persona que cumpla años. 
Pero realmente, éste año ha sido distinto a todos los demás. No siento ganas de que me ahoguen en regalos, tampoco que se cumplan todos mis caprichos. Es un día normal, lo único que hace 21 años que nací. Un evento importante, para ustedes mis queridos plebeyos. Pero realmente... no me importa.
Si, lo celebré con mis mejores amigas el Viernes, disfruté con ellas y me amaron y yo las amé. Y también  lo pasé con mi familia y también los amé y me amaron. Además de que una de ellas (mis amigas) también cumplía años. Por lo que entre las dos repartimos amor y nos amamos. Es divertido tener un día del año donde puedas amar con esa pasión. Y no por el día de San Valentín o por Navidad, que después de todo son días para que la gente gaste dinero. En cierto modo los cumpleaños también, como dije antes "deben llenarnos de regalos" pero es diferente. 
Los regalos no tienen porque ser materiales. Éste año no me he ahogado en regalos, pero tampoco los necesitaba. Mis únicos regalos fueron la compañía con la gente que más amo y se que me aman.
Es bonito saber que la gente te ama, y no sólo por un día en el calendario, o por un día que nació alguien importante.
Está bien amar a todo el mundo pero... ¿Por qué sólo se puede amar un día? 
He llegado a la conclusión de después de 21 años pensándolo (me gusta mi edad 21), que el motivo de que pongamos un día en especial, es por el mero hecho de que PODAMOS hacerlo, sin sentirnos mal, sin sentirnos egoístas o demasiado importantes.
Si tenemos un día para amar, eso no significa que no podamos amar los demás días.
No se, es complicado. 


En conclusión: Para éste nuevo año a mi edad, pienso amar con tanta pasión como siempre o incluso más y sentirme feliz por estar al lado de gente que amo y que me ama. 
La felicidad simplemente consta de eso; estar con aquellas personas que te hacen ser feliz.
Sean felices =D

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares