Masajista


Mis queridos y fieles plebeyos. Ha llegado el momento en que tengo que decir con mucho orgullo:
¡Soy masajista!
Sí, lo se. Hace tiempo que terminé el curso de Quiromasajista, pero el hecho es que hasta que no pagara la última cuota no me daban el titulo, ni el carnet... ¡Ni la camilla!
Sí, plebeyos. Hoy 3 de Mayo de 2010, tengo camilla. Por lo tanto puedo hacer masajes. Sí, soy bastante felíz.
Así que ya sabeís. Si quereís un masaje...
ya saben a donde acudir.
¿no?

Comentarios

  1. enhorabuena!!! no sólo eres masajista, sino que eres una buena masajista, lo certifico. Espero que no pares de aprender y que le des buen uso a tu flamante camilla. besos.

    paloma

    ResponderEliminar
  2. Yo la he visto, pero creo que es una alucinación... no estaré segura hasta que la pruebe!!!!

    ResponderEliminar
  3. con los tiempos acelerados que se viven hoy en día son muy comunes las contracturas por estrés por lo que saber dar masajes puede ser una gran herramienta para conseguir trabajo ya que esta es un práctica cada vez más requerida por la sociedad.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares