Posicion


Cuando uno duerme suele querer ponerse en una postura lo suficiente cómoda para tener un sueño largo y reconfortante. Así que uno va probando poco a poco una postura, otra y así hasta que llegas a la idonea.
Al estar en una cama uno solo no importa las veces que te muevas para llegar a esta, así que puedes estar horas y horas moviendote, pero cuando estás con otra persona... la cosa cambia.

Seguramente si uno hace una encuesta sobre ¿Qué postura es más cómoda? Saldría con un 100% la boca arriba con la espalda recta, esa es la mejor sin ninguna duda. Pero dependiendo del momento esa no resulta ser la más idonea, así que comienzas a danzar por la cama... y ¡ALELUYA! Consigues la mejor postura pero te das cuenta que es un tanto... ¿Extraña?
Si, es extraña y rara pero te sientes cómoda y piensas que podrás dormir durante toda la noche en esa forma. Pasan las horas y te das cuenta que en el lugar de apoyo te estas cansando y vuelves a la posicion inicial.
Pero es algo extraño, ya que la posición más rara suele ser la más cómoda, pero también la más agotadora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Hybrid Child