Cambiar

Sabes que en todos mis post me gusta poner una imagen bonita. Algo que vaya con lo que quiero escribir, o simplemente que me guste para adornar lo que voy a decir.
Hoy quería hablar de los cambios, algo que odio desde lo más profundo de mi corazón y tú lo sabes bien, pero aún así  hay que tenerlos. ¿Por qué? Principalmente porque si no cambias no mejores, y si no mejoras... no serás feliz en cierto modo. O por lo menos, no será tan feliz como deberías o podrías serlo. O también si te pones así, si no cambias no mejores y si no mejoras no serás mejor persona/más sano o cualquiera de las cosas que te hagan cambiar. Eso si, sí estás dispuesto a hacerlo, porque si no... por mucho que lo intentes nada ocurrirá.
En fin, volviendo a lo de la imagen. Estaba buscando una que me llegara a la fibra, algo que no fuera tan normal. Una flecha que diga "cambio" o alguna cosa así... hasta que encontré tres fotos que me dejaron una saborcillo en la boca. Miré las tres fotos en cuestión y me quedé con la que he puesto (obvio), aunque las otras también las podré, porque dicen mucho de lo que quiero escribir/hablar...

Ésta (derecha) dice:
" El cambio es la esencia de la vida. Tienes que estar dispuesto a renunciar a lo que eres, para llegar a lo que quieres ser"

En cierto modo cuando decides hacerlo, estás aceptando que algo en lo que está en tu vida es malo o no es como quieres serlo. Pero hasta que no nos damos cuenta de ello, seguimos aceptando eso como lo correcto o lo bueno y dejamos de pensar realmente en lo que podemos llegar a ser.
Hay dos palabras en inglés que me gustaron que es "Willing" que significa "Dispuesto" y "Surrender" que es "Renunciar". Que dicen mucho de una persona que está dispuesta a cambiar... porque renuncia a aquello que está mal aunque realmente no esté del todo seguro de ello.

Ésta (izquierda) dice:
"El secreto del cambio es centrar toda tu energía, no en la lucha por lo viejo, si no en construir lo nuevo"

Durante mi crecimiento personal y todo el proceso de cambio me di cuenta que siempre estaba en una lucha personal e intentaba centrarme en lo que estaba haciendo mal y no en lo que quería hacer. Todo el tiempo era en plan "Esto es lo que hago siempre..." en vez de pensar " Debería hacerlo así...". Es como eso del elefante rosa. Cuanto más te dicen que no hagas una cosa o no pienses, no puedes dejar de hacerlo y toda tu energía se centra en luchar contra eso, en vez de dejarlo estar y esperar a que poco a poco todo se vaya acomodando.

Y la última y que más me gustó (la de arriba) dice:
"Si quieres cambiar tienes que estar dispuesto a sentirte incómodo"  Y cuanta razón tiene.
Desde que llegue de Dublin estoy intentando cambiar más cosas de mi, cosas que siguen suponiéndome una barrera para llegar a mi felicidad individual y personal. O más bien cosas que se me plantan y no me dejan saber lo que no quiero hacer o lo que quiero hacer... La fantasía de hacer cosas "malas" aunque realmente no lo sean o simplemente probar cosas que antes ni podía considerar. Evidentemente aceptar que hay tantas cosas "malas" que quiero hacer supone una lucha constante y muchos momentos incómodos, que hacen que me esconda y comience a tener esos momentos de llorera y de inseguridad... pero cuando te das cuenta de ello, que estás luchando, estás comenzando a notar algo sabes que vas por el buen camino...
Supongo que aún me queda bastante para seguir sintiéndome incomoda y seguiré teniendo que renunciar a muchas cosas por comodidad...pero que todo sea por el cambio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo