Abusos

Acoso: Persecución sin tregua o descanso.
Esa es la definición que he encontrado de esta pequeña y tan odiada palabra. Aunque realmente no puedo estar satisfecha con esa definición, ya que se queda corta y carece de sentimiento. Y dirás...¿las palabras tienen sentimiento?
Obviamente sí, ya que si te digo "TE QUIERO" o "TE ODIO" expresa una sensación química y psíquica en mi cuerpo...por ende he tenido que sentir algo al decirlas...

Realmente quería hacer un post largo, reflexivo y que hiciera sentir mal a la gente, pero si me pongo a hablar la liaría parda, por lo que voy a contenerme y decir todo de forma clara y corta. 


El acoso es algo real, y por desgracia ocurre en los lugares más importantes en la vida de una persona. Instituto o Colegio. Es cierto que también puede haber abuso en el Internet o en el Trabajo, o incluso por la calle... realmente estamos expuestos durante las 24 horas del día a un constante abuso. Incluso la televisión es un abuso, aunque ese es otro tema...
El abuso en el colegio es algo serio, el problema  dentro de un recinto escolar es que el abusón no puede llegar a "pegar" o a "herir" físicamente a alguien, y si lo hace...los profesores actúan al momento, por lo que no suele haber una segunda vez. No suele, no quiere decir que no pase. 
Pero... ¿Por qué pasa?¿De quien es la culpa?¿Se puede solucionar? A la primera pregunta tengo la respuesta, y a la segunda también... y milagrosamente a la tercera también. Pero una persona no puede hacer nada. Yo tan sólo voy hablar por aquello que no tienen voz, que se privan, que se esconden en libros, en músicas o en series para huir de su mundo.

La culpa es de los dos. Si, tristemente...pero es así. Una vez una persona sabia me dijo " La gente ve tu debilidad, y va atacar donde duele" y es una realidad universal. El mundo es una selva, y tan sólo sobrevive el más fuerte, aunque digan que es mentira. Es verdad... yo lo he vivido. He vivido el Instituto Salvaje y el Colegio Salvaje, tengo mis heridas... pero sigo viva, he aprendido de mis errores y me he vuelto más fuerte. No es imposible.
Una parte de culpa la tiene el abusado, que "muestra" su debilidad, no tiene la autoestima suficiente o el valor, para decir aquello que siente, para hacerse escuchar... y son esas personas las que termina con heridas sin sangre. 
La otra parte de la culpa la tiene el abusador, que piensa que por gritar más alto va a tener la razón. Que porque es superior o mejor, tiene el derecho de decidir como te debes comportar o con quien tienes que hablar...
La única solución es hacerse más fuerte, no sólo físicamente si no psíquicamente. El abusado para poder defenderse, y el abusador para lograr entender que si sigue haciendo eso no va a lograr nada más que causar dolor y odio...

Quiero hacer un llamado a las personas que saben de abusos, que sufren abusos o que conocen a gente que pueda sufrirlos...
Quiero hacer un llamado a los padres y a los profesores, no siempre va haber sangre en un crimen... y mucho menos si hablamos de un niño o adolescente. 
Las peores heridas no son aquellas que se ven... 

No ignoren a alguien que sufre... ¡Ayúdalo! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares