Por ser Obrero...

Todo trabajo es honrado y tienen su mérito, al igual que están aceptados por la sociedad (menos el de Rey y Cura, éstos solo nos chupan la capital) y son tan dignos como cualquier otro. 

Las personas estamos acostumbradas a aceptar según que abusos, tanto de autoridad, de poder como de superioridad. Y eso está mal, tan mal, como lanzarle una piedra a una paloma. Señores, seamos honestos... ¿Quién en su tierna infancia no ha asustado a las palomas? Yo piedras, no... pero correr detrás de ellas, si. 
Dejamos correr nuestros derechos por intentar no incomodar a los demás. Y por desgracia soy una de las que más lo hace, por eso lo digo. Es injusto que tengamos que pagar nosotros por la falta de respeto o de humanidad de los demás. 

El humano está acostumbrado a ganarse su posición en el mundo. Todos somos animales, y cuando eramos aún primates nos comíamos los piojos de los demás. Somos iguales, tanto los Chinos como los Portugeses, o los Alemanes con los Argentinos. Todos estamos cortado por el mismo patrón, todos somos iguales "ante los ojos del Jamón" así que identificar a un sujeto por su posición social o por el trabajo que está ejerciendo está mal. Estamos alimentando a la hipocresía... y esto está más que mal, está peor que fatal, y un millón de veces mal de lo peorsisimo. 
En resumen...MALO. CACA. ESO NO SE TOCA. 

Toda ésta reflexión viene a que...hemos estado de reformas en mi antro, quitando paredes, poniendo lámparas, quitando ésto y colocando lo otro. Así que por desgracia mi casa está llena de polvo y un sujeto desconocido ha tenido en su propiedad mi llave... MI llave de casa, para que pudiera entrar y salir sin molestar a los demás. Algo obvio y normal, ya que éste sujeto y el otro sujeto han estado invadiendo mi aire durante más de cuatro semanas... si, vamos un mes. Un asco. 
Y entre el polvo y las dosis insanas de café llegué a una mágica conclusión...

SIEMPRE y por desgracia aún, somos tan superficiales e ignorantes que etiquetamos a las personas y le atribuimos una personalidad simplemente por su lugar de trabajo. Pongamos ejemplos:  Dicen que los médicos SON unos mujeriegos. 
                                           Dicen que las secretarias SON unas amargadas.
                                           Dicen que los profesores SON unos estresados.
                                           Dicen que la gente que limpia SON pobres e inferiores. 
Y así puedo seguir un largo rato, marcar la personalidad de cada profesión como la sociedad hoy en día las marca. Es triste, pero cierto... tendemos a generalizar a todo un colectivo, porque cierta persona con dicha profesión ha hecho tal cosa...

AHORA, si que hay un colectivo que por desgracia podemos decir que SI que son un poco...¿ordinarios?¿groseros?¿sucios? Quizás dentro de su casa, sean las personas más bellas y perfectas del mundo, pero cuando se muestran con su traje y su cara, al parecer su personalidad cambia de tal manera que parece otra persona.
SI SEÑORES, LOS OBREROS. 
Como mujer, he sido acosada verbalmente por unos cuantos obreros, me han enviado miradas lascivas y algún que otro comentario irrespetuoso...
El señor obrero que vino a trabajar a mi casa, no seguía el mismo patrón que otro tipo de obreros... si que era un poco sucio, fumaba y se metía ahí donde no le llamaban. 
Una cosa verídica dospuntos Estaba yo tan feliz en mi casa, como una pasta en su salsa, cuando el obrero me pregunta ¿Puedo fumá? Y estaba dentro de mi casa, un ambiente 100% sin humo, en una casa ajena y cerrada. Yo le sonrío amablemente y contesto " Fuera sí" Pasa un día o dos y me encuentro mi hermosa casa llena con olor a tabaco...mi cara fue todo un poema. ¡Le digo al almendruco ese que fume fuera de casa, y bam, fuma dentro! ¡De verdad! 
Otra anotación dospuntos A las nueve de la mañana, puso música a tope, dentro de una casa ajena NUEVAMENTE. 
Indignada voy a la madre superiora y pongo la queja ¡Mamaaaaaaaaaaaa! Y su sabias palabras fueron " Déjalo, es un obrero..."
¿WTF? 
¿Por ser obrero no tiene que cumplir las mismas reglas humanas?¿Por ser obrero tengo que dejar que me falte el respeto en MI CASA?¿EH?¿EH?
Si fuéramos con esa regla, podríamos dejar que un violador hablara mal a un policía... total, es un enfermo ¿no? 
¿En serio?¿En serio?

Somos humanos, TODOS. Incluso los enfermos, obreros y los presidentes tienen que seguir unas reglas básicas. REGLAS O LEYES O DERECHOS o lo que sea para no faltar al respeto o por lo menos intentar no causar molestias a los que les rodean... no se ¿es lógico no?


Nota: He sido un poco seca y agresiva, pero señores...entiéndanme. No tengo nada con nadie, y creo que el mundo sería un desastre si los obreros no trabajaran por nosotros. Así de claro. Simple y llanamente, hago una observación desde un punto de vista crítico y humano.
Señor Obrero y en su defecto Señora Obrera sois la mantequilla en el pan. Un pan sin mantequilla no es nada, es sólo un pan soso y sin vida. No tengo nada contra ustedes ¿si?
Sean felices. 
                 

Comentarios

  1. Te doy la razón,mas que acoso,es una violación a tu dignidad. porque vaya tela con algunas cosas que te dicen. Obscenidades a miles. Pero eso se ha hecho de toda la vida y no lo van a prohibir. Aunque bien es cierto,que hay algunos que te sueltan piropos bien bonitos y te hacen sentirte genial,aunque la mayoria suelen ser asquerosos.


    muaks!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Hybrid Child