Soñar

Soy la primera en decir que: Soñar es bueno.
Me he pasado la mitad de mi vida haciéndolo, y soy una persona cuerda, con cinco dedos de frente y sabiendo que a pesar de que mis deseos sean los que tengo mientras duermo, la realidad es tal cual como lo veo, y que mis ideales tan sólo los puedo cumplir en mi mente. Pero aun así sabiendo eso... ¿Por qué lo hago?
Es gratificante. Tener un momento sólo para ti, donde puedes imaginarte que eres aquello que siempre te ha gustado hacer, cosas que por motivos mil, no has podido realizar. Ni si quiera es cerrar los ojos, simplemente desconectar tu cerebro de la realidad y dejarte empapar por aquello bueno y positivo que tiene tu mente.
Soñar no le hace daño a nadie. Obviamente todo en exceso es malo, y todo lo que falta es necesario. Lo justo y sano para vivir, ser feliz y poder sonreír cada mañana un poquito más.
A pesar de que digo todo esto, me he dado cuenta de que a medida que nos vamos haciendo mayor, ésta facilidad para desconectar se hace cada vez más difícil y todo lo que antes te podía parecer una proeza o algo fantástico, ahora tan sólo es algo estúpido e infantil.
¿Soñar es ser infantil? Pues si es así, prefiero seguir siendo una niña.
Tengo muchas críticas a la sociedad, a los medios, a la política y a todo aquello que quiera herir a la persona, a sus intereses o sus deseos... pero ¿que se metan con la mente?¿con los sueños? Eso es ser cruel.
Una cosa es FANTASEAR y otra muy distinta es SOÑAR. Aunque, para mi punto de vista, ambas son totalmente necesarias. Cuando sueñas, fantaseas. Una es complementaria de la otra.
Uno puede soñar con ser una Peluquera de fama mundial, pero dentro del sueño fantaseas con el hecho de hacerlo.
Estos días he estado estudiando a Descartes que decía: "Las fantasías son sueños no aceptados" Son sueños que se encienden cuando esta la mente despierta, por lo que nosotros no dejamos que sean sueños y los tachamos por algo malo. ¿Por qué?
Soñar, fantasear, desear o anhelar son características humanas y como tal nos da una posibilidad de alejarnos del difícil mundo que tenemos. O incluso, ni si quiera como un modo de escape, sino por algo gracioso, divertido y que te hace pasear el tiempo.
Personalmente disfruto haciéndolo cuando camino de un lado a otro, al hacer diligencias, en el bus o en el avión. ¿Por qué no? Momentos que no estas obligado a pensar en algo que sea importante para tu vida. Perder el tiempo de vez en cuando es sano. 


Por eso, apoyo a la gente que sueñe. Es divertido. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares