¿De dónde salen los niños?

Llevo unos días pensando en esa pregunta. Si señores. Esa pregunta que
nos vemos obligados a responder a nuestros menores. La pregunta que
en los tiempos antiguos los padres decían "La trajo la cigueña desde París" o "Papá dejó una semillita..." Y así miles de barbaridades más, para evitar hablar de la verdadera razón ... del nacimiento de los niños.
Evidentemente todo el mundo ha tenido esa pequeña duda en la cabeza (No puedo hablar de mi, ya que no lo recuerdo.) y siempre ha intentado resolverla por uno mismo. Pero después de todo... ¿Para que buscar en el googel teniendo a los padres?¿No?
Ya cuando eres mayorcito y sabes la verdadera razón de tu nacimiento, no te lo vuelves a pensar. Hasta que tu hermana/primo o lo que sea te lo pregunta a ti. En ese momento tu cabeza se queda en blanco, la boca se te desplaza por abajo
y piensas en la cigueña, en la semillita... hasta que una voz de pito de dice:

- Cati, mamá y papá se dan besitos y se abrazan y así salimos nosotros.

¡Oh! La inocencia de los críos es tan dulce. No iba la niña tan errada tampoco. Se acercaba mucho a la cuestión general.
Pues eso, ya cuando uno sabe la cruda realidad se le olvida... y claro no piensas más en ello.
Hace unos días pensando en esa verdad (se estremece) ...arg... prefiero no pensar en esa realidad. Sé cómo nací y sé... (se vuelve a estremecer y vomita) y de donde salí.
¡Qué asco!
Eres consciente de dónde provienes... pero... ¿Eres totalmente consciente de dónde vienes?

PD: La imagen que se le venga a la cabeza al leer este post, creedme que no es agradable. Claro esta, si sufres el síndrome Edipo o Electra supongo que no te resultara desagradable. Arg... que asco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares